ESTUDIOS. filosofía-historia-letras
Primavera 1985
* [Nota 45]

En su réplica a Creonte (vv. 450-470), Antígona llama a las disposiciones del derecho familiar "proclmas (kerygmata: literalmente, enunciados que se pregonan por medio de heraldo) no escritas, inquebrantables de los dioses" (v. 454), que "no son de hoy, ni de ayer, sino que han tenido vida desde siempre y nadie sabe desde cuando se han manifestado" (vv. 456-457). Sobre el sentido general del conflicto entre Antígona y Creonte quizá sea éste el lugar, para registrar dos interpretaciones, extraordinariamente autorizadas, divergentes ambas de la que arriba se propone. W. Jaeger, Paideía: los ideales de la cultura griega, trad. J. Xirau (México, 1946.fecha del original: 1936).1 298: "Para cumplir con la ley no escrita y realizar el más sencillo deber fraternal (Antígona) rechaza con plena conciencia el decreto tiránico del rey. fundado en la fuerza del estado" (tampoco conozco el texto en alemán). YA. Lesky. Tragische Dichtung: Se puede afirmar con certidumbre que hoy prevalece una interpretación que ... ve en la Antígona una lucha personal contra la excesiva autoridad de un estado que no reconoce como absolutamente válida ninguna ley fuera de su alcance o por encima de su propia omnipotencia" (traduzco de la versión al inglés citada en la nota 3: p. 140). Sin embargo con respecto a esta última tesis ver ya G. Norwood, Greek tragedy (4a. ed.: Londres. 1984). 137: "But the admiration (de la Antígona) often rests on a misunderstanding. It is costumary to regard Antigone as a noble martyr and Creon as a stupid cruel tyrant, because of an assumption that she must be what a similar figure would be, and often has been in a modern play."