©ITAM Derechos Reservados.
La reproducción total o parcial de este artículo se podrá hacer si el ITAM otorga la autorización previamente por escrito.

ESTUDIOS. filosofía-historia-letras
Primavera 1985

La Iglesia


Durante la época de los Habsburgo fue la Iglesia y no el ejército quien conservó la paz en la Nueva España, por ser ésta la que unía alas diversas razas en una sola grey. Los indígenas y las, clases bajas buscaban en el cura o el párroco protección y consuelo porque de ellos recibían los sacramentos (vida, muerte y enfermedad). Por otra parte, la Iglesia, a través de sus múltiples instituciones --hospitales, asilos, orfanatos, manicomios y colegios-- proporcionó todos los servicios sociales a la población civil, que posteriormente fueron adjudicados al Estado. Como resultado de un contacto íntimo tanto con las masas como con la élite, la Iglesia tuvo la posibilidad de intervenir para impedir conflictos; cuando la turba se amotinaba, era el clero y no el ejército quien se lanzaba a las calles para apaciguarla.

La Iglesia, por ser la institución que contaba con mayor capital líquido, gracias a los donativos y diezmos, y con la facultad de administrarlos más o menos libremente, llegó a ser la banca del país; prestaba dinero a intereses módicos a los hacendados, rancheros, pequeños comerciantes, etcétera.


AnteriorRegresoSiguiente