©ITAM Derechos Reservados.
La reproducción total o parcial de este artículo se podrá hacer si el ITAM otorga la autorización previamente por escrito.

ESTUDIOS. filosofía-historia-letras
Primavera 1985

El final de los Habsburgos. La decadencia de los "austrias "


En el curso del siglo XVIII la dinastía Habsburgo contó con una serie de monarcas ineptos, dominados por favoritos corruptos que se enfrascaron en largas luchas por el poder y predominio europeos, con lo cual llevaron a la quiebra al gobierno y al pueblo. Los primeros síntomas de la decadencia se dejaron sentir en la Nueva España, cuando comenzó la venta de mercedes y de cargos públicos, en la que se reflejaba la urgencia que tenía la Corona por recabar fondos.

Por otra parte, ese siglo, según diferentes historiadores, parece haber sido una época de crisis económica en los nuevos reinos. Hubo hambrunas y motines de la plebe. El comercio con Europa sufrió un gran colapso que afectó a la minería, y ésto, a su vez, a las haciendas agrícolas y ganaderas. Hubo escasez de producción, aumento en los precios regionales de los alimentos y pocos incentivos para la producción exterior.

Durante éste tiempo (1640-1750) la política exterior de la corona española tuvo más importancia, para México, que las relaciones directas que mantenían entre sí; ya que las repercusiones de esta política repercutieron muy fuerte en el virreinato. El comercio exterior se suspendió a causa de la piratería, y curiosamente la nacionalidad de los piratas siempre estuvo en correspondencia con la de aquellas naciones con las que España se encontraba en guerra.

La poca atención que el Estado prestó a la Nueva España hizo que ésta se volviera más independiente, pues políticamente los asuntos se tuvieron que arreglar interna y económicamente y las explotaciones se orientaron a fortalecer sus mercados regionales. Aunque los efectos internos de la crisis fueron muy desiguales, ya que las actividades económicas dedicadas al Comercio Exterior se vieron muy afectadas, muchas minas cerraron, algunas haciendas quebraron y otras se endeudaron y empobrecieron; mientras que los comerciantes, dedicados al comercio interno y regional, se enriquecieron y muchos de los productos que antes se traían de España tuvieron que empezar a fabricarse aquí, por lo que se crearon monopolios.

En términos generales ésta era la situación cuando los Borbones decidieron volver a ocuparse de éstos reinos.


AnteriorRegresoSiguiente