©ITAM Derechos Reservados.
La reproducción total o parcial de este artículo se podrá hacer si el ITAM otorga la autorización previamente por escrito.

ESTUDIOS. filosofía-historia-letras
Primavera 1985

El aspecto social y político


No incluir este apartado sería desconocer una perspectiva fundamental de la formación y los ideales del hombre griego, y por ende, aunque también por motivos y con características propias, de la metamorphosis cristiana.

Sin embargo, hay que reconocerlo, Jaeger no destaca suficientemente este punto. Ni siquiera en un autor como San Basilio, en quien esto está tan presente, tanto en sus escritos como en su predicación o en su acción, hay la menor alusión al respecto: ¿No habría acaso al menos alguna cuestión afín o alguna posible influencia entre el "realizador" de la República y el creador de Basiliada, para decirlo de alguna manera? Jaeger al menos no sugiere nada para aclarárnoslo o siquiera hacérnoslo pensar.

Unicamente podemos encontrar elementos relacionados con este tema cuando Jaeger analiza la Carta de San Clemente a los Corintios. En ella, como ya hemos dicho, el estilo y los ejemplos pertenecen a la literatura y a los discursos de tipo político. Pero además el problema que se plantea tiene un contenido de esta naturaleza. Cuestiones relativas a las relaciones entre los integrantes de una comunidad, asuntos que se refieren a la autoridad y la disciplina, en una palabra, el tema del bien común de la ekklesia, no pueden menos que ser tanto enfocados como comprendidos, en el clásico y más auténtico sentido de lo referente a la polis, tanto por quien habla de esto como por los oyentes a los que se dirige.

"Es significativo que en ese momento crucial entraron en la discusión los ideales de la filosofía política de la antigua ciudad-estado griega, cuando lo que se discutía era el nuevo tipo cristiano de comunidad humana" (p. 30). "Pero, puesto que los corintios son, cuando menos en parte, personas cultas y poseen la paideia griega, San Clemente da a su hincapié en el orden cívico dentro de la politeia cristiana un doble trasfondo filosófico: el de la experiencia política y la ética social reunidas y el de la filosofía cosmológica" (p. 33). Así es pues, como San Clemente se propone alcanzar su propósito: el ideal de un ordo Christianus (Cfr. p. 39).