ESTUDIOS. filosofía-historia-letras
Otoño 1985
* [Nota 103]

Tanto esta última cita como las dos expresiones que la preceden las tomo de Nestle 1944, 158. No dispongo ahora de la obra previa de este mismo autor: Von Mrthos zun Lorgod: Selbstenifaltung der griechischen Denkens von Homer bis auf die Sophistik und Sokrates 1940, en donde el concepto del hombre colectivo como interpretación del ánthropos de Protágoras aparece formulado por primera ver. Y de la obra de Gomperz sólo conozco la traducción italiana de A. Bandini: Th. Gomperz, Pensatori greco: storia della filosofía antica.I-IV, Florencia 1933-1962. Ver ahí II 273) 275-76. Es de 1895 el prefacio de Gomperz a la primera edición alemana de la obra: Leipzig, 1896-1897. Guthrie 1969. 187, por otra parte, y otra vez para "el campo de lo ético" y nada más, parece aceptar la posibilidad de que en el enunciado de Protágoras "hombre" signifique simultáneamente individuo y colectividad. Como se sabe, un tópico párrafo en las Historias (111 38) de Heródoto es el soporte inmediato de la que quizá pudiera llamarse tesis colectivista: "... porque, si alguien propusiera a todos los hombres, mandando elegir de entre todas las costumbres las costumbres más hermosas, habiendo analizado, escogerían, cada uno las propias; tanto considera cada uno ser las propias costumbres mucho más hermosas. Es, pues, natural que no otro sino un hombre maniático [Cambises] ponga tales cosas como irrisión. Y que así han juzgado todos los hombres to que se refiere a las costumbres, es posible calcularse por muchas otras pruebas y además también ésta: Diario en tiempo de su propio reinado, habiendo llamado a quienes de los griegos estaban junto a él, preguntaba por cuánto dinero querían devorar a sus padres al morir; y ellos dijeron que por nada harían eso. Darío, después de eso, habiendo llamado de los indios a los llamados calatíes, los cuales se comen a sus progenitores, preguntaba, estando presentes los griegos y enterándose, mediante un intérprete, de lo que se decía, a qué precio aceptaban consumir el fuego a sus finados padres; pero ellos, exclamándo fuertemente, reclamaban que él pronunciara buenos augurios. Por tanto. así se han acostumbrado esas cosas"; trad. A. Ramírez Trejo (México, 1976; Bibliotheca Scriptorum Graecorum et Romanorum Mexicana), II 24-25. Detrás de lo cual se hallan, desde luego. y, sin perjuicio de la "originalidad" de Heródoto, los llamados primeros logógrafos. Ver acerca de los más importantes de entre éstos 1.. Pearson, Early Ionian historians, Oxford 1939. Fragmentosen F. Jacoby, Die Fragmente der griechischen Historiker, Y: Genealogie und Mythigraphie (Leiden, 1957), 1-156 (nos. I-5) y 317-477 (comentario). Edición especial de Hecateo de Mileto (c. 560-c. 480 a JC; al parecer el más famoso de ellos en el antiguo tnundo helénico): Hecataei Milesi fragmenta, ed. G. Nenci. Florencia 1954, Biblioteca di Studi Superior 22.