©ITAM Derechos Reservados.
La reproducción total o parcial de este artículo se podrá hacer si el ITAM otorga la autorización previamente por escrito.

ESTUDIOS. filosofía-historia-letras
Otoño 1985

Pragmática: el uso del discurso sobre la conciencia


Lo que intentan las oraciones de conciencia es aludir al conocimiento directo de un concepto individual de la propia persona. Definamos así el conocimiento directo: "s está familiarizado con x en t =df. Hay un p tal que ¡» es auto-presente para s en t y ii) hay una propiedad que p implica que x la tiene". Y el concepto individual así: "s tiene un concepto individual = df. Hay una proposición p y un concepto individual c tales-que ¡),p implica que x tiene e y ii) p es conocida por s". De estas definiciones, Roderick Chisholin obtiene:

Podemos decir que si una persona está directamente familiarizada con ella misma, entonces tiene un concepto individual de sí misma. Pues si está directamente familiarizada con ella misma, entonces hay un estado de cosas que es auto-presente para ella; este estado de cosas implicará que la persona tiene cierto concepto individual; y puesto que el estado de cosases cierto para ella también será uno que ella conoce. [Nota 71]

Entonces, cuando utilizo una expresión de, conciencia como "yo me siento deprimido" o "yo veo una figura triangular y verde", estoy directamente familiarizado conmigo; pues tales proposiciones son auto-presentes e implican que yo tengo una propiedad. Implican un concepto individual, el de ser yo, o ser idéntico conmigo inismo, y una propiedad que le conviene. Y, ya que tal proposición es auto-presente, es conocida por mí como siendo verdadera.


AnteriorRegresoSiguiente