ESTUDIOS. filosofía-historia-letras
Primavera 1986
* [Nota 36]

Desde luego, si el mito pudiera leerse aislado serían plenamente admisibles tanto la observación de Gómez Robledo 1974, 483: "Lo haya dicho realmente Protágoras o Platón o quien haya sido, no tiene la menor importancia frente a la magnitud del descubrimiento" (el descubrimiento de que "el hombre viene a este mundo con el sentido del bien y del mal. de lo justo y de lo injusto") como tal vez también la posibilidad tan epidérmicamente expresada por Corriste y Bodin: "Peut", 911-e invention [del mito] en appai-tenail-elle au sophiste lui-meme, á qui Platon raurait emprunté comeme Xénophon a pris, on dit, á Prodicos le m.i,the d'Héiracles entre le Vice et la Vertu" (de. cit., 9). Pero desde su primera edición de los Fragmente der. Vorsokraliker (Berlín, 1903), Dieis colocó el mito bajo la rúbrica 'Imitation'(p. 521; y 4&f. DK80C H1269) --lo que evidentemente implica ya reconocer, si bien aún no delimitar, trabajo de imitador y trabajo de imitado. Y aparentemente a partir de J. Kaerst, "Die Entstebung der Vertragstheorie im Altertum--, Zeitschrft fur Politik- 3 (1909), 513 n. 1 (apiu/Guthrie 1969, 66 n. 2 l), la presencia de los fragmentos arriba mencionados --del segundo de ellos, particularmente-- hizo necesaria una aproximación al problema para la que no fuesen indiferentes ni la presencia paralela de una discursivídad mítica y un sustrato Iógico' en el texto ni, con la mayor finura posible, la discriminación entre la obra de Platón y la obra de Protágoras en él. A nivel histórico-filosófico, han concurrido dos posturas dominantes con respecto a esta discriminación. Para la primera, baste con el resumen de Untersteiner 1949, 96 n. 1:--...in generale. [el mito] viene considierato autentico [i. e., de Protágoras] per cuanto si riferisce al contenuio--. La segunda, por su parte, supone platónico en el relato algo más que su mera envolvente (-Huller-:Nestle, Griechische Geistesgeschichie, 162), si bien presenta variantes en el trazado de las áreas de atribución. Así por ejemplo, y aun cuando indica: --How much of "the story, is Plato's own, invention must be left undecided', Friediànder considera así mismo pertenecientes a éste varios temas y esquemas lingüísticos que reaparecen en la República, el Político y el Timeo, o, de otro modo: "A great many of the ideas and images that later became important for Plato are alreadj, anticipated in the myth of Protagoras" (I 176-177) --en tanto que para E.A. Hayelock la habilidad editorial ("editorial skill": p. 92) de Platón lo hace ir bastante más lejos: ... under the guise of a narrative if [el mito] really, (dramatizes a series of Socratie classifications-- y "...he [Protágoras] can he personal/y excepted from any responsability for the metaphysical (al structure of this so-called myth": The liberal tentper in Greek politics (Londres, 1957), 91-93. 0 puede llevarlo hasta la suplantación: "Here [en 322b, cuando se trata de los intentos del hombre por reunirse en ciudades] Plato.falsifies the original" (p. 92). En lo arriba escrito se ha implicado una tesis análoga sobre todo a esta última, aunque quizá sin sus extremos: provendrían de Protágoras las dos ideas principales que sustenta el mito --el hombre y su cultura son entidades sujetas a historia y su culminación se cumple en el ordenamiento de lo político-- y, arcaizándola, Platón habría transformado en segmento textual subordinado a los fines que mediante su diálogo persigue la estructura discursiva, cualquiera que ésta haya sido, de que Protágoras haya hecho uso para exponerlas. Aunque es importante hacer constar que no ha sido abandonada la postura --que se funda sobre la fe en el valor literal de los testimonios platónicos acerca de los filósofos de que en los diálogos se da cuenta (y especialmente acerca de Protágoras) y que, en este caso, pone el acento en la conciencia que el propio Protágoras habría tenido de la distinción entre la expresión mítica y el estrato de racionalidad subyacente a ella-- que parece considerar inexistente cualquier intervención "sustancial" por parte de Platón en la composición del mito. Así por ejemplo Guthrie: (1) "Supongo aquí que el mito que Protágoras expone en el diálogo platónico de ese titulo es verdaderamente mítico en el sentido de que todo el aparato divino puede ser eliminado sin que se pierda nada grave del mensaje que quiere comunicar" (curiosa concepción de lo mítico para ser moderna, dicho sea de paso) o (2) "Zeus's decree stands for what in non-mythical anihropologies (and in Protágoras mind) [subrayado mío] was the work oftime, bitter experience and necessity" (3) "In the list of his works [de Protágoras] appears a title which may be traslated 'On the original stale of man, and it will be assamed here that when Plato puts in his mounth a speech on that topic he is substantially reproducing Protagoras s own views, must probably as given in the work so named" o (4) "It is freshing lo turn lo the commond sense of a hisiorian of Greek líterature. Lesky, who, says... 'anyone who doubts it must hold that Plato is lying or mistaken... y (5) asimismo haciendo suya la opinión de otro: " What interest coluda Plato, who sepas with no little respect of Protagoras, have foisting on hini views which would have distorted or falsified our picture of him" Respectivamente en Losfilósfos griegos: de Tales a Aristóteles, trad. F. M. Torner (México, 1953; Breviarios del Fondo de Cultura Económica, 88), 72 n. 1: para el texto en inglés ver The Greek philosophers : from Thales lo Arisloile (Londres, 1950; hay reimpresiones), 70 n, 1 (l); y en Guthrie 1969, 66 (2), 63-63 (3), 189 (4) y 64 r.. 1 (5) .