ESTUDIOS. filosofía-historia-letras
Primavera 1986
* [Nota 44]

A propósito de un mito acerca del trasmundo, con el que se cierra todo el tenso razonamiento sostenido en el diálogo, en dos pasajes del Gorgias Platón declara por primera vez su doctrina sobre aquella forma de expresión (habla Sócrates personaje): Escucha pues, según dicen, un bello relato (lógos), que tú tal vez tomarás por un mero cuento (mythos) pero que yo, en cuanto a mí, pienso que es una auténtica historia (lógos): y teniéndolas como verdaderas te relataré las cosas que voy a relatarte" (523a) y "Tal vez por cierto estas historias te parezcan como cuentos de viejas, y las desdeñes --y de ningún modo sería de extrañar que las desdeñáramos si, investigando, hubiésemos logrado encontrar algo mejor y más verdadero-- (527a). Traduzco de Platon, Oeuvres completes, 111 2: Gorgias, Ménon, ed. y trad. A. Croiset y L. Bodin (5a. ed.; Paris, 1949; Collection des Universités de France), 218 y 223 --ver además la traducción de Ruiz Calonge, citada antes (nota 23), 117 y 122. Y se reitera, en uno de sus aspectos, en el Menon (c. 386-385 aJC): --Sócrates: ... porque lo he oído de hombres y mujeres sabios en cosas divinas./Menón: ¿Qué decían?/S.: Algo verdadero, me parece a mí, y también bello / M.: ¿Como qué, y quiénes lo decían?/ S.: Los que lo decían son aquellos sacerdotes y sacerdotisas a los cuales les importa ser capaces de justificar lo que ejercen. Lo dice también Píndaro y muchos otros de los poetas divinos. Lo que dicen es lo siguiente, y fíjate si te parecen decir la verdad. Afirman que el alma del hombre es inmortal y que ora termina --lo que se llama morir--, ora vuelve a ser, pero que nunca perece-- (8la-b): uso la traducción de U. Schmidt Osmanczik (México, 1975; Bibliotheca Scriptorum Graecorum et Romanorum Mexicana), 15-16. Y en el otro, matizado, en el preámbulo (prooímion) de Timeo, en el diálogo de su nombre, a su relato sobre la producción del mundo: "Entonces, oh Sócrates, si sobre muchísimas cosas acerca de los dioses y del nacimiento de mundo (ites tou pantos genéseos) no nos resulta posible ser capaces de producir razonamientos (Iógous) coherentes y absolutamente exactos, o te asombres. Sino que si los suministramos de tal manera verosímiles que no sean superados por ningún otro, debernos quedar contentos, recordando que yo, el que hablo, y vosotros los que escucháis sólo tenemos naturaleza humana, de tal modo que acerca de todo esto nos es adecuado aceptar el mito verosímil (ton eikóta mython) y no investigar todavía más allá sobre ello-- (29c-d). , Traduzco de Platon, Oeuvres compleltes, X (ver antes, nota 38), 142. Por otra parte, hay excepciones a la seriación lógos-mito cuando ésta se atribuye a voces de alienación platónica. En el Banquete (c. 385 aJC), por ejemplo, el mito de Diótima (203a-204c) se halla envuelto por un diálogo 'lógico' entre Sócrates y ésta (20ld-203a 204c-212a), y en el ya citado Timeo y en el Critias (ambos de e. 361 aJC), tanto el mito de la fabricación del mundo(, (29d-92c) como, incompleto, el de la Atlántida (24e-25d, todavía en el Timeo, más 1 l2e- 12 1 c,ya en el Critias) cobran, cada uno a su manera, una existencia independiente de cualquier 14&iZos. Para los pasajes del Banquete ver Platón, Banquete Ion. trad. J. D. García Bacca (México, 1944, Bibliotheca Scriptorum Graecorum et Romanorum Mexicana), 47-65. Y, sobre la totalidad del problema, "Myth" en Friedlánder 1954-1969, 171-210. Aclaración y mea culpa: por una lamentable confusión la segunda parte del texto de L. Astey apareció como "Antigua sofística: fragmentos y reelaboraciónes," en vez de "Sofístas, dioses y literatura II, que es el título que realmente le es propio. Lo primero es, en realidad, un subtítulo, como puede verse en este número 4 de Estudios.