ESTUDIOS. filosofía-historia-letras
Verano 1986
* [Nota 156]

"Si tuviera que escoger aquí un puesto, éste sería, sin duda, el de Arzobispo de México, el cargo más envidiable del mundo para los que quieren disfrutar una vida de lujo, indolencia, tranquilidad y adoración universal. Es un papa con la mitad de sus problemas o la décima parte de sus responsabilidades... Disfruta de la buena comida, del buen vino y de la compañía de las damas, pero sólo lo suficiente, como para que transcurran agradablemente sus horas del ocio, sin dolores de estómago a causa de la primera, dolores de cabeza por el segundo, o penas del corazón por las terceras. (p. 285). Véanse también pp. 435 y 486.