ESTUDIOS. filosofía-historia-letras
Verano 1986
* [Nota 161]

Contrariaba mucho a Frances Calderón la alarmante falta de higiene de los lugares públicos, que contrastaba notoriamente con la extrema limpieza y pulcritud dé casas y conventos. Y como el hecho era prueba de que en cuestión de limpieza las mujeres sabían más que los hombres, estaría bien, comenta en una carta, entregar la administración de teatros, iglesias y calles a las ancianas mexicanas, que harían muy bien el trabajo (p. 258).