ESTUDIOS. filosofía-historia-letras
Otoño 1986
* [Nota 5]

Con esto mismo Sue le da la razón a Garnier: "Esta frase ( ... ) sufragó las ampulosidades de todos los reformadores de segundo orden": J. Garnier, Du principe de la population (Sobre el principio de la población), París, 1857, p. 17 1.