©ITAM Derechos Reservados.
La reproducción total o parcial de este artículo se podrá hacer si el ITAM otorga la autorización previamente por escrito.

ESTUDIOS. filosofía-historia-letras
Otoño 1986

Poema


[Nota 91]

Algunos son de piedra, algunos son de barro,

yo resplandezco como plata.

Mi don es la traición y mi nombre, Marina.

¡Soy la leve espuma del mar!

Algunos son de barro, algunos son de carne;

de ellos son lápidas y féretros.

Fue conagua marina mi bautizo. En mi vuelo

fui muchas veces derrotada.

Por cada corazón, también por cada red,

atraviesa mi libertad.

¿Ves esta cabellera ensortijada? A mí

la sal no me hairá de la tierra.

Si me estrello y me rompo contra pétreas rodillas,

vuelvo a nacer en cada ola.

Yo celebro la espuma, la magnífica espuma,

la grandiosa espuma marina.

23 de mayo de 1920


AnteriorRegreso