©ITAM Derechos Reservados.
La reproducción total o parcial de este artículo se podrá hacer si el ITAM otorga la autorización previamente por escrito.

ESTUDIOS. filosofía-historia-letras
Invierno 1986

Puntos específicos


En esta parte del artículo ilustrarnos algunos puntos mencionados en las generalidades y compararnos el trabajo de James y, Mead a propósito del concepto del "SeIf" social.

El "Self" social de James está caracterizado por la necesidad del individuo de ser notado por los demás, por una naturaleza polifacética e inclusiva y por un "club" de opiniones.

La descripción del autor enfatiza el mundo social externo del cual el individuo es parte. El tratamiento del concepto, me parece, es unidireccional cuándo habla del "SeIf" social. James está interesado en subrayar el hecho de que existe una división del individuo en varios "Selves". (Ver sección el "Self", social, arriba). Nuestro autor no está interesado en explorar cómo el individuo resuelve tensiones internas cuando alguno de sus "Selves" entra en conflicto. Ni siquiera quiere especificar cómo es que el individuo internaliza un conjunto de expectativas y roles que adquiere en, la interacción social.

En su sección sobre el "Self" espiritual, James explica que dada nuestra naturaleza reflexiva y consciente podemos (pensarnos pensantes". Entre la teoría social del "club de opiniones" y la descripción intrasubjetiva, psicológica del flujo de pensamientos necesitamos un puente, Un puente que establezca la continuidad entre lo social y lo intrasubjetivo en James. No es una mera coincidencia que esta "brecha" sea cubierta por el trabajo de Mead. No es una coincidencia porque, el propio Mead estaba muy atraído por la idea de continuidad, la cual manejaba en mucho como un evolucionista a la Darwin. La noción de continuidad ocupa un sitio central en su obra Mind, Self and Society (1934). algunas personas que conocieron a Mead, destacan la continuidad, incluso corno característica personal, del autor John Dewey, citado por Schellenberg (1978), alguna vez sobre Mead: "su naturaleza original y lo que adquirió y aprendió, era una y la misma (cosa).. . en su filosofía no existía división entre hacer, reflexionar y sentir porque no existía (tal división) en él" (Dewey, 193 P. Schelleriberg agrega: "Esta personalidad continua, especialmente la continuidad de pensamiento y acción, se daba aparentemente con mayor naturalidad en G. H. Mead que en la mayoría de los filósofos" (p. 55).

Volviendo una vez más al puente entre lo social y lo individual en James a través del trabajo de Mead, mencionamos de nuevo a Schellenberg quien nos ayuda a descubrir en la psicología social mediana la continuidad entre individuo y sociedad, dónde "Selves" individuales necesitan de una sociedad para surgir y ser creados de la materia (stuff) de la interacción social. También la sociedad -aunque evolucionada primero que las mentes autoconscientes- requiere en su forma humana de la participación de hombres y mujeres individuales" (p. 55).

Sin embargo, tenemos que reconocer que en el caso de Mead de la relación de continuidad entre el individuo y la sociedad, la última prioridad causal es para la sociedad. Esta posicion es una de las razones por las cuales Mead ha sido tan influyente para los sociólogos, especialmente para los interaccionistas simbólicos.

Otro elemento que debe ser incorporado en este análisis es el concepto de "expectativas". Como se mencionó anteriormente, James hace una referencia indirecta a ellas cuando habla de fama, honor y el "club" de opiniones" pues destaca la presencia de grupos sociales influyendo en el individuo en sociedad. Mead, por otro lado, lleva la explicación de James mi paso adelante. Toma a las "expectativas" como un principio organizador de la experiencia del "SeIf". Este trabajo de Mead ha dado dos vetas de estudio e investigación: por una parte, el área del autoconcepto (v. gr., ¿cuál es la imagen de una persona para sí misma?) y, por la otra, la teoría de los grupos de referencia (v. gr., ¿cuáles son los valores y normas que mis amigos, familiares, conocidos, colegas tienen y cómo esperan que yo actúe?).

Hasta ahora hemos mencionado dos elementos del puente mediano entre individuos y sociedad: continuidad y expectativas. Un tercer elemento es la capacidad del "Self" de objetivarse. Esta noción completa la explicación de Mead de la relación individuo sociedad y establece un contraste interesante con el trabajo de James.

Cuando James habla de la naturaleza espiritual del "Self"' (ver la sección El "Self" espiritual), se refiere a la habilidad del individuo de incorporar su "Self' como parte del proceso de pensamiento. Es decir, las personas pueden pensarse como pensantes. Esta característica reflexiva de la conciencia es incorporada por Mead en su análisis del "Self" y contextualizada cuando este autor habla de la capacidad del ser humano de ser su propio objeto, lo que hemos llamado capacidad de objetivarse.


AnteriorRegresoSiguiente