©ITAM Derechos Reservados.
La reproducción total o parcial de este artículo se podrá hacer si el ITAM otorga la autorización previamente por escrito.

ESTUDIOS. filosofía-historia-letras
Invierno 1986

La filosofía baja de las nubes


[Nota 37]

La filosofía baja de las nubes* DESDE EL AÑO 423 a.C., cuando Aristófianes caricaturizó a Sócrates y su taller de dialéctica, fábrica de lógica en Las nubes, los filósofos han tenido ¡ni fino sentido del humor. En la actualidad los filósofos tie-nen además otras cualidades. Para empezar, se están haciendo pre-sentes en el mundo cotidiano. Algunos hospitales del estado de Nue-va York contratan filósofos para que asesoren a los médicos en las decisiones de vida o muerte. Así mismo, han sido contratados como asesores de la legislatura local de Nueva Hampshire y de las autoridades des de la cárcel de Connecticut. Se ocupan de asuntos tales como el destino que del darse a los desechos nucleares y los problemas de la ingeniería genética. El Congreso cuenta con cuatro filósofos-residentes para que asistan a los senadores en la solución de cuestio-nes complicadas.

La ética -en particular la ética médica- se ha convertido en una industria próspera y, primordialmente en los Estados Unidos, es-tá vinculada a todos los aspecto! del mundo. Los eslabones que em-piezan en las universidades continúan en las empresas. Las publica-ciones académicas tienen títulos como Filosofía y Asuntos Públicos (Prin-ceton) o Periódico de Filosofía Aplicada (Universidad de Surrey). El insti-tuto de Tecnología de Illinois cuenta con un Centro de Estudio de la Etica en las Profesiones, mientras que la Universidad de Maryland tiene su Centro de Filosofía y Política Pública. En estos centros de aprendizaje han aumentado los cursos y las conferencias. Durante la década de los setenta se crearon 322 cursos de ética empresarial en las universidades y colegios norteamericanos. En la escuela de comercio para graduados de Harvard, por ejemplo, los filósofos dictan confrencias sobre contaminación, medidas de seguridad para el consumi-dor, los derechos de los empleados y la ética comercial internacional.

No se trata únicamente de que los filósofos académicos se estén beneficiando con una especie de mercado de bienes suntuarios de la ética. Sus alumnos están descubriendo que la capacitación analítica en la filosofía puede ser una ventaja en los negocios y esto a su vez se refleja en los maestros de la materia académica más singular del mundo. Aparte de los estudiantes de matemáticas, los de filosofía son quienes obtienen mejores resultados en los exámenes de las escuelas de administración y comercio -mejores inclusive que quienes estu-dian economía, comercio u otras materias profesionales. Entre 1964 y 1982, los estudiantes de filosofía estuvieron por lo menos cinco puntos de cien por encima de promedio en las pruebas de admisión de las escuelas para profesionistas y posgraduados.

Como es de suponer, estos resultados se reflejan en el empleo. En 1983, el 11 por ciento de los doctores en filosofía obtuvo empleos en empresas o industrias. Esto no es gran cosa si se le compara con los doctores en ciencias, pero en cambio es el porcentaje más elevado en el campo de las humanidades. El promedio de todos los doctora-dos en humanidades fue de nueve por ciento. Los doctores en filoso-fía ganan más que el promedio de los doctores en humanidades. Tie-nen menos posibilidades de estar desempleados que los químicos o biólogos, profesiones que generalmente se consideran vocacionales. Y, como los filósofos son fanáticamente argumentativos, las barras de abogados los consideran buenos abogados.

El cambio y el éxito lo simbolizan testimonios de compañías que han contratado a exfilósofos; testimonios que la Asociación Filo-sófica Norteamericana (APA) muestra con orgullo. APA se esfuerza por alentar los vínculos entre los departamentos de filosofía y la gen-te que genera dinero, entre otras cosas porque sus miembros tienen cada vez más dificultades para conseguir empleos académicos desde finales de la década de los setenta.

¿ Cómo ocurrió este cambio?, ¿ Qué corrientes. en la filosofía académica lo hicieron posible?, Empecemos por el área con que la filosofía se sobrepone más claramente en otros campos: la ciencia.

Científico busca filósofo

Hitler, Austin y el Vietcong

Sócrates en Babel

Tres sabios


Siguiente