©ITAM Derechos Reservados.
La reproducción total o parcial de este artículo se podrá hacer si el ITAM otorga la autorización previamente por escrito.

ESTUDIOS. filosofía-historia-letras
Primavera 1987

Krauze racional.


La ciencia es una actividad racional pues le interesa poner a prueba empíricamente las ideas que se les ocurren a sus protagonistas --los científicos--. La teoría que Krauze está poniendo a prueba es una teoría histórica con respecto a la apertura democrática de nuestro sistema político. O bien, que la apertura democrática traerá consigo la oportunidad de aliviar el agravio histórico al pueblo de México, un gobierno más cercano a la Constitución, mayor pluridad en la actividad partidista nacional y una prensa liberal (profesional,imaginativa y crítica). En la medida que se vaya dando dicha apertura democrática, Krauze en tanto científico social deberá ir anotando al lado de esta gran hipótesis de trabajo que nos ha sugerido, la base empírica que corrobora o refuta dicha relación de antecedentes (apertura democrática) y consecuentes (desagravio, gobierno-Constitución, partidos y prensa imaginativa y crítica). En la medida que se vaya dando dicha apertura democrática, Krauze en tanto científico social deberá ir anotando al lado de esta gran hipótesis de trabajo que nos ha sugerido, la base empírica que corrobora o refuta dicha relación de antecedentes (apertura democrática) y consecuentes (desagravio, gobierno-Constitución, partidos y prensa).

Alguien podrá argumentar que más que una teoría lo que Krauze está poniendo a prueba es una aspiración política: la democratización sistema. Esto es verdad pero tan sólo en parte. Nuestras aspiraciones políticas son parte de nuestras teorías políticas. Un programa de reforma social tiene teorías acerca de los fenómenos que se ven incluidos en tal reforma: políticos, económicos, culturales, etc. Al considerar como una teoría nuestros más caros anhelos --en este caso-- políticos, debemos reconocer lo que de verdad y de falsedad (no importando el grado de bondad de nuestras intenciones) tiene tal teoría (tales anhelos). Este proceso ha sido caracterizado como "reforma social racional" y su método es el método de "planeación por etapas o ingeniería social por etapas" [Nota 91]. Esta práctica presenta, entre otras, dos ventajas: a) la exigencia de la honestidad intelectual científico (explícita de la mejor manera tu teoría, el método de prueba empírica para la misma y frente a qué evidencia estarías dispuesto a abandonar tu teoría --tus aspiraciones--) y b) aprender, poco a poco, y sin violentar al sistema (ni empeorar lo que de bueno tiene el propio sistema), de los errores de nuestras teorías traducidas en y evaluadas a partir de nuestras prácticas. La modernización --en tanto apertura democrática-- tiene riesgos. La reforma social racional no los previene, sin embargo, sí nos brinda una oportunidad de evaluar los errores y "delimitar el deterioro". (Vargas Llosa en Reyes, 1986).

En tanto del trabajo de Krauze se puede derivar una teoría de reforma política, la democracia sin adjetivos es un modelo que hace al de Krauze un ejercicio racional (o de cambioplaneado o por etapas) situado en la mejor de las tradiciones históricas (profesión del autor):

"La conservación (de los hechos históricos) permite el progreso cuando la respuesta de una generación a la precedente consiste simultáneamente en conservar la herencia anterior y en acrecentarla".[Nota 92]

Un tercer aspecto a destacar con la racionalidad del ejercicio de Krauze es la complejidad del asunto que es objeto del mismo. Pópper nos ha heredado el concepto de "Efecto de Edipo" para caracterizar la complejidad de la predicción en ciencias sociales. Este efecto se refiere al hecho de que, en el estudio de los fenómenos sociales el conocimiento o la conciencia M evento predicho (v.gr. habrá apertura democrática) puede hacer que los actores involucrados en tal proceso 41 ayuden" o "inhiban" al mismo. Este hecho hace más complejo, menos preciso y detallado el poder predecir los fenómenos sociales, no es un argumento que sustenta una razón para no poder hacerlo. La racionalidad científica (producción y contrastación de teorías a través del examen de sus predicciones) no es, pues, imposible en lo referente a lo social (v' gr. el asunto Krauze), es complejo.


AnteriorRegresoSiguiente