ESTUDIOS. filosofía-historia-letras
Otoño 1987
* [Nota 42]

La libertad cristiana, cap. IX. la Palabra, dice Lutero. libera el alma --al hombre interior-- haciéndola justa y libre. Deudor aquí de la escolástica tardía, oponce el hombre interior al hombre exterior, el alma al cuerpo. Este, lejos de ser un auxilio es un estorbo, hace al alma más sierva y, así sólo la Palabra puede liberarla. Es evidente el dualismo platónico que animó a Lutero, coherente con su moral del corazón.