©ITAM Derechos Reservados.
La reproducción total o parcial de este artículo se podrá hacer si el ITAM otorga la autorización previamente por escrito.

ESTUDIOS. filosofía-historia-letras
Verano 1988

LA HISTORIA CONTEMPORANEA DESDE LA PERSPECTIVA CENTROEUROPEA*

Author: Jan Patula

Introducción
La Zeitgeschichte germano-ocidental
La crítica de la historia conteinporánea de W. Kula
Conclusiones

Introducción


* Ponencia presentada en el II Simposio de Historia Contemporánea de México, en Querétaro el 23 de febrero de 1988.

Sería demasiado atrevido pretender hablar en una breve exposición de la historia contemporánea de Europa, si uno no quiere limitarse a ofrecer sólo algunos rasgos generales, ya muy conocidos y debatidos. De hecho, tal tema sobrepasa las posibilidades físicas e intelectuales de una sola persona, tomando en cuenta la complejidad de los problemas, las barreras de numero sas lenguas y la inaccesibilidad a la documentación fundamental desde México, donde no se ha creado aún la mínima infraestructura a tales efectos. Mis incursiones esporádicas por la investigación me inducen a reclamar cada vez con mayor énfasis la necesidad de superar este atraso, mediante la difusión del interés de estudiar la historia de esta parte del mundo.

El objetivo de mi ponencia es restringido y consiste en la exposición de algunas ideas sobre la investigación de la época contemporánea, los alcances y las limitaciones que se han observado en la República Federal de Alemania y Polonia en el período de posguerra. Elijo deliberadamente estos países porque permiten ilustrar experiencias historiográficas muy interesantes poco conocidas en México. Los dos han vivido cambios estructurales profundos originados por la segunda guerra mundial, que han constituido desafíos para que la ciencia histórica explique el porqué de los mismos y la forma en que ambos países han logrado sintetizar su respectivo legado histórico en situaciones novedosas. Con esto quiero señalar que tanto la sociedad germano-occidental como la polaca han experimentado la historia contemporánea en carne propia a escala poco compartida con otras naciones, y que la "presión de la historia" -para utilizar la acertada expresión del eminente historiador polaco contemporáneo, W. Kulaha ejercido una influencia decisiva en el comportamiento humano, al punto que los historiadores se han visto obligados a asumir una gran responsabilidad para su interpretación. Me parece que en los dos casos resulta perfectamente aplicable el juicio de Kula, cuando dice:

Definimos la presión de la historia como una influencia de la visión del pasado sobre la actitud de los contemporáneos, la cual se ejerce muy a menudo a través de los patrones sociocoslumbristas forjados con base en la materia histórica, de los patrones de los comportamientos sociales e individuales en tal o cual situación, de los patrones de las virtudes y de los delitos, etcétera, los cuales son transmitidos a escala social por diferentes medios, entre los cuales sobresale la educación.[Nota 1]

Sobra añadir que estos países quedaron situados en lados opuestos por la línea de demarcación establecida Este-Oeste, con diferentes sistemas socio-políticos y económicos. También, que sus sociedades han tenido respectivamente diferentes puntos de partida, inmediatamente después de acabar las hostilidades de la guerra; mientras que la germanooccidental sufrió una derrota total y la ocupación de su territorio, la polaca se encontraba nominalmente en el bando de los vencedores y se declaraba plenamente libre y soberana de su destino, con ambiciones de crear un ideal social. Por lo tanto, la ciencia histórica estuvo inserta en espacios y coyunturas políticas diferentes en cada uno de estos países. En consecuencia, las aportaciones historiográficas de las concepciones históricas produjeron efectos diferentes respecto de la asimilación de las "lecciones de la historia" reciente.


Regresosiguiente