ESTUDIOS. filosofía-historia-letras
Otoño 1988
* [Nota 7]

La ética que responde a este cambio radical, la desarrolla Nino en el capítulo 3 de su Ética y derechos humanos. Esta ética, a su juicio, cumple con plenitud el objetivo de justificar, racionalmente, principios morales normativos y categóricos: "Los elementos de esta concepción se encuentran dispersos, además de en el trabajo de precursores como Hobbes y Kant, en desarrollos de autores contemporáneos como Baier, Frankena, Hare, Rawls, Richards, Warnock, Nagel, Gerwith, Singer, Ackerman, Apel, etc., quienes a pesar de sus profundas diferencias, están comenzando a reconocerse como artífices de un movimiento filosófico en marcha que, a falta de un nombre mejor, podría denominarse, siguiendo a Rawls, constructivismo moral" (p. 79). Nino reconoce, sin embargo, que su versión introduce algunas modificaciones que lo apartan de los autores citados; por ejemplo, amplía la noción de equilibrio reflexivo de Rawls e introduce un tercer elemento además de las convicciones intuitivas y determinados principios generales, a saber, reglas o aspectos formales del discurso moral que permiten derivar los principios. Asimismo reconoce que "para que el equilibrio reflexivo no opere en círculos debe haber algún procedimiento independiente de testear (sic) la adecuación de la reconstrucción que hagamos de la forma del discurso moral vigente" (p. 89). De aquí la necesidad de los aportes de la sociobiología y de la psicología social.


Inicio del artículo