ESTUDIOS. filosofía-historia-letras
Otoño 1988
* [Nota 9]

Para una defensa de la noción de sustancia según la tradición aristotélico-tomista véase Mauricio Beuchot, "La sustancia en el tomismo y en la filosofía analítica", en Revista de Filosofía 39, UIA, 1980. El artículo hace un análisis cuidadoso de posturas que van desde el rechazo a la distinción entre sustancia y accidente (Wittgenstein y Quine) y el recurso a la cosa individual como un fajo de cualidades (Russell y Ayer), hasta posturas más cercanas a la tradición tomista que parten de una crítica a la teoría russelliana de las descripciones, sustituyéndola por la teoría aristotélica de la predicación y la afirmación de la sustancia como sustrato material (Strawson y Quinton) o como sustrato formal (Long). "Estas últimas (doctrinas) incompletas, afirma Beuchot, porque aun cuando parten de una adecuada comprensión de la teoría, la teoría que proponen no da cuenta cabal del ente individual".


Inicio del artículo