ESTUDIOS. filosofía-historia-letras
Invierno 1988
* [Nota 2]

DOXA 1, Alicante, 1984, p.95. Resulta interesante comparar esta opinión de Garzón con la que por esos mismos años y también con relación al jusnaturalismo expresó Luis Recaséns Siches: "Es un hecho patente, pues está ahí entre nosotros, que, en términos generales, la filosofía jurídica del siglo XX -en un gran número de sus producciones- se caracteriza por un vigoroso renacimiento de la axiología o estimativa; y que en sus desarrollos durante los últimos veinticinco años (194 1970), además, se caracteriza, dentro de la estimativa, por un renacimiento de tesis de Derecho natural (con diferentes supuestos y diversa orientaciones)... se ha producido en el siglo XX lo que puede llamarse el Segundo Renacimiento Jusnaturalista, Reno de ímpetu, y a la vez, de rigor filosófico en nuevas meditaciones de ejemplar presición mental y con plena conciencia estricta de los problemas y de los renovados métodos que se deben emplear para el enfoque y el tratamiento de estas cuestiones "(Experiencia Jurídica, naturaleza de la cosa y lógica 'razonable', F.C.E. y UNAM. 1971, pp.309 y 3 19). A decir verdad, al leer el recuento de autores que analiza Recaséns (véase también Pensamiento jurídico en el siglo xx, Porrúa, 1963): Brunner, Messner, Verdross, Coing, Larenz, Maihofer, Welzel, Maritain, Husson, Leclercq, Villey, Bartolomei, Perticone, Bodenheimer, Fuller, Brecht, Le-gaz y Lacambra, Preciado Hernández, Rodríguez Arias Bustamante, entre los más importantes, no se podría más que compartir ese entusiasmo de un filósofo que en sus últimos años ve un futuro promisorio al derecho natural. Sin embargo, ¡qué contraste con la opinión de Garzon! Este escribiendo el epitafio del jusnaturalismo y el otro haciendo su panegírico. Creo que, pese al optimismo de Recaséns, el desarrollo de la filosofia jurídica, al menos en buena parte de hispanoamérica, desde mediados de los 70 hasta nuestros días, le ha dado la razón a Garzón Valdés.


Inicio del artículo