©ITAM Derechos Reservados.
La reproducción total o parcial de este artículo se podrá hacer si el ITAM otorga la autorización previamente por escrito.

ESTUDIOS. filosofía-historia-letras
Primavera 1989

e) Joaquín Francisco Pacheco


Así se llamaba el primer embajador que España envió a México, al considerar que la misión que iba a cumplir requería de un nombramiento más alto que el de Ministro Plenipotenciario. En general, los redactores de La América, y sus corresponsales en México, tenían a Pacheco en muy buen concepto, pues "era un hombre de inteligencia elevada y tenía conocimientos especiales no comunes para tan alta misión". En este sentido, Eugenio de Olavarría, secretario de la redacción y a nuestro parecer bastante liberal y acertado en sus comentarios, decía que era de suma importancia en las relaciones hispanoamericanas el nombramiento de los plenipotenciarios ya que para el gobierno español:

... los puestos diplomáticos, en la América independiente, son puestos secundarios y dignos solamente de ser ocupados por hombres de poco valor e inteligencia o por aprendices que van a ensayar sus fuerzas para obtener después otro puesto sin duda más agradable y descansado en las Cortes de Europa... En Europa las relaciones internacionales están basadas en reglas fijas, reconocidas y respetadas por todas las naciones europeas y el diplomático puede decirse que tiene un código estricto para conducirse. No sucede igual cosa en América, donde todo está por hacerse y donde las diferencias de forma de gobierno producen a veces obstáculos y dificultades que no han sido previstos y que pueden ser anulados por las reflexiones de un hombre inteligente y por el peso racional que sus palabras y sus actos tendrían en un consejo de hombres buenos.[Nota 29]

Y sin embargo, Pacheco no estuvo a la altura de su misión, pues según los informes de los corresponsales intervino abiertamente en la política interna de México. No hemos encontrado comentarios al respecto pues faltan la mayoría de los ejemplares de 1861, año en que se discutió en las Cortes el caso de embajador español.


Inicio del artículoAnteriorRegresosiguiente