ESTUDIOS. filosofía-historia-letras
Otoño 1989
* [Nota 43]

Bobbio asigna a la jurisprudencia una serie de tareas que son: "a) El lenguaje del legislador no es necesariamente riguroso: la primera tarea del jurista es hacerlo más riguroso; b) el lenguaje del legislador no es necesariamente completo; la segunda tarea del jurista es completarlo lo más posible; e) el lenguaje del legislador no es necesariamente ordenado: la tercera tarea del jurista es reducirlo a sistema. La primera fase es de purificación, la segunda de complementación, la tercera de ordenamiento del lenguaje jurídico" p. 307.


Inicio del artículo