©ITAM Derechos Reservados.
La reproducción total o parcial de este artículo se podrá hacer si el ITAM otorga la autorización previamente por escrito.

ESTUDIOS. filosofía-historia-letras
Otoño 1989

3. La relación lenguaje-objeto/metalenguaje una noción relativa. Hacia una tipología de las relaciones metalinguísticas.


Después de revisar a estos autores, es posible llegar a algunas conclusiones que nos permitirán proponer una tipología de las relaciones metalingüísticas.

En primer lugar, ha de resaltarse que se trata de una relación que no tiene características rígidas sino en algunos de sus usos. La distinción fundamental es aquella que da la diferencia entre lenguaje del que se habla (lenguaje objeto) y lenguaje en el que se habla (metalenguaje). Esta noción simple nos permite desarrollar consecuencias distintas según sean dependiendo de las características del sistema en el que se dan. Ha sido subrayada la característica de universalidad de los sistemas llamados de lenguaje natural. En los lenguajes formales, dadas sus características de lenguajes cerrados y perfectamente definidos, las consecuencias son distintas.

En el caso del lenguaje natural, Greimas y Courtés (1979) han subrayado que la existencia de una serie de expresiones metalinguistícas genera dos tipos de problemas a) Me un lado, ¿el ensamble de estas expresiones, una vez reunidas, constituirán un metalenguaje? Dicho de otra manera, ¿poseerán las características fundamentales que definen una semiótica?" y b) "la exclusión, por otra parte, de todas las frases metalingüísticas le permitirán obtener un lenguaje de pura denotación?". [Nota 37]

Evidentemente, en la lengua natural los problemas se complican al no tener la estructura de los lenguajes formales. [Nota 38]

Es tal vez Jori (1985). quien mejor ha expresado la crisis de la teoría de los niveles del lenguaje afirmando que "no es tanto una solución cuanto la indicación de un problema: si es verdad que un discurso puede tener no la realidad sino otro discurso, esto no nos dice nada sobre el tipo de relación que se instaura sobre los dos niveles" Jori identifica el factor más complicado en el hecho de que existen relaciones metalingüísticas en las cuales "El análisis tiende a influenciar y modificar el lenguaje objeto, el cual tiende a cambiar por el hecho de ser puesto a examen. De ahí que la relación entre analizante y analizado frecuentemente no es aquella de la descripción de un objeto estable e indiferente: describir la estructura y los contenidos de los lenguajes y discursos quiere decir, cuando menos, explicarlos fijarlos, tal vez hacerlos coherentes; de ahí tal vez modificarlos ..."[Nota 39]

Sin embargo, es posible a pesar de las dudas que Jori manifiesta como él mismo lo hace para las relaciones metalingüísticas jurídicas, proponer una tipología. Ante las dificultades anteriores es bueno recordar que en el lenguaje natural la relación lenguaje-objeto/metalenguaje es una distinción relativa que se utiliza como instrumento metodológico. Esto permite distinguir una serie de relaciones de significado y algunos tipos de uso que se pueden hacer con los signos. Es también necesario destacar que en los lenguajes naturales un mismo discurso puede tener diversas relaciones metalinguísticas.

Una tipología de las diversas relaciones metalinguísticas debe hacer una distinción entre las del lenguaje natural y las del lenguaje formal:

a) En el Lenguaje Formal
b) En el Lenguaje Natural

Inicio del artículoAnteriorRegresosiguiente