©ITAM Derechos Reservados.
La reproducción total o parcial de este artículo se podrá hacer si el ITAM otorga la autorización previamente por escrito.

ESTUDIOS. filosofía-historia-letras
Primavera 1990

Nota final


La derrota --dice Jorge Luis Borges- posee una dignidad que la ruidosa victoria no merece. Esto es tal vez cierto de la sociedad norteamericana y de su derrota en Vietnam. Visto históricamente tal parece que los norteamericanos aprendieron más de esta guerra que de todas aquellas en las que han salido airosos. Este doloroso proceso nacional es relatado por Norman Jewison en su última película In Country a través del drama personal de un veterano que tiene que aprender a perdonar al país, el suyo propio, que lo envió a pelear una guerra que no comprende.

Existe aparentemente un consenso con respecto a la experiencia en Vietnam, cuando menos en la conclusión de "nunca más", sin embargo el desacuerdo sobre las razones del porqué nunca más es tan amplio como lo fue durante la guerra. Algunos sostienen que el error fue el lento escalamiento de la guerra que falló en persuadir al gobierno de Hanoi de llegar pronto a un acuerdo negociado sobre el proceso político que debía seguir Vietnam del Sur, como lo sugiere Gardens of Stone de Coppola. Otros, como Kubrick en Full Metal Jacket, opinan que la lección más importante es que los Estados Unidos nunca más deberían tratar de rescatar dictaduras cuya sobrevivencia se encuentra amenazada por insurgencias populares. Algunos más, como Joffe en Killing Fields, sostienen que el período que siguió a la derrota americana de Vietnam fue todavía peor que la guerra misma. Durante la guerra -arguyen- nadie prefirió correr el riesgo de morir en los mares del sur de China al riesgo de sobrevivir en tierra, desde 1975 más de medio millón de indochinos se han aventurado en esos mares (la mitad de ellos ha muerto) para evitar los nuevos gobiernos de la región. Finalmente, la mayoría sostiene que nunca más debe recurrirse a soluciones militares antes de agotar las vías y soluciones políticas.

Después de Vietnam las actitudes morales del pueblo norteamericano hacia la guerra se han transformado y madurado, la autocrítica que han ejercido sobre su involucramiento en esta guerra en concreto los ha ennoblecido y engrandecido si no militar sí espiritualmente.

La reflexión moral sobre la guerra de Vietnam ha sido un fenómeno global de la sociedad norteamericana en el que han estado involucrados políticos, militares, sacerdotes, académicos, artistas y escritores de todas las corrientes de opinión. Destaca de entre ellos, si no por otra cosa sólo por su enorme difusión, el trabajo de los que han reflexionado desde las pantallas cinematográficas y han colaborado en madurar no sólo la conciencia moral de los norteamericanos sino la del mundo entero.


Inicio del artículoAnteriorRegresosiguiente