©ITAM Derechos Reservados.
La reproducción total o parcial de este artículo se podrá hacer si el ITAM otorga la autorización previamente por escrito.

ESTUDIOS. filosofía-historia-letras
Primavera 1990

VALORES Y ANTIVALORES EN MÉXICO*

Author: Ramón Zorrilla

Situación del problema.
Las fuentes
Raíces precortesianas
El antecedente hispánico
Lo novohispano
La Independencia
La Revolución
Los valores nacionales en la visión de un poeta
Vasconcelismo y guerra cristera
Lo mexicano como Problema
¿Cantinflas arquetipo?
El tiempo actual
Valores y su jerarquía en México
Arquetipo 1980, retrato hablado

Situación del problema.


* Texto incluido en la serie "Estudios Sociales" de Banamex bajo el título, México en la década de los ochenta.

No es fácil hacer una proyección de lo que al finalizar la década de los ochenta será valioso o rechazable para los mexicanos.

Es imposible llegar a ella sin una previa reflexión de lo que hasta ahora ha sido valioso o "disvalioso" (para usar el término axiológico).

Esa reflexión por otra parte, sólo puede hacerse in oblicuoacudiendo a textos y documentos que, sin hacer referencia directa ni explícita a los valores de la sociedad mexicana, los deja ver bajo otros enfoques relativos a lo que en distintos momentos de su historia la sociedad mexicana ha encontrado como cualidades deseables - ("virtudes" en la antigua terminología) - y a lo que ha encontrado en esos mismos tiempos como rechazable.

En realidad, la filosofía de los valores tiene apenas un siglo.[Nota 1] Como a uno de sus antecedentes -cuyo pensamiento no constituye de ninguna manera un sistema - se señala a Federico Nietzsche, quien se preocupa por el conjunto de valores que una generación puede o no heredar a la que le sigue. Max Scheler y Nicolai Hartmann son quienes presentan más que otros -y ya en este siglo - sistemas axiológicos elaborados.

En la Filosofía tradicional la problemática de lo valioso está indisolublemente ligada a problemas ontológicos. Se considera al bien, (bonum), a la belleza (pulchrum) y la verdad (verum) como virtudes trascendentales del ser.

Es en relación a este contexto originario como a nuestro juicio se ha planteado durante mucho tiempo lo deseable (polaridad positiva) y lo rechazable o execrable (polaridad negativa) del mexicano. Esto no quiere decir que el señalamiento de virtudes o de vicios nacionales se nos haya presentado a través de tratados de metafísica.


Inicio del artículoRegresosiguiente