©ITAM Derechos Reservados.
La reproducción total o parcial de este artículo se podrá hacer si el ITAM otorga la autorización previamente por escrito.

ESTUDIOS. filosofía-historia-letras
Primavera 1990

6. La nueva mecánica depresión


Los mítines y marchas de protesta han dejado de ser mecanismos efectivos de presión ante el Estado, el empresariado y la opinión pública, por las medidas "contraofensivas" que se han ido aplicando (como en la incrustación de opositores), y por el cansancio y el fastidio que producen. Aparecen ahora nuevas formas, como puede ser la generación de corrientes propicias a través de las tesis sustentadas y divulgadas por los medios masivos de comunicación, o por medio de grupos calificados de estudios jurídicos, económicos, políticos y sociales, cuyos resultados se publican. Consecuentemente, las áreas de asesoría de las centrales obreras tendrán más importancia y esto deberá motivar una respuesta similar en el sector privado.

Las escuelas, colegios, institutos, centros, etc. de formación sindical e instrucción obrera se incrementarán de manera relevante. El sindicalismo tradicional se mantendrá en la vanguardia como consecuencia derivada, entre otras, de los mayores esfuerzos que ha dedicado a este renglón.

Las grandes concentraciones del primero de mayo y otras similares seguirán teniendo la validez que corresponde a la importancia de las ramas industriales y a la mayoría cuantitativa, pero su presión real será efectiva en la medida en que lo sean las mecánicas cualitativas que se adopten. Su acción será de apoyo al sistema y al gobierno. Las demandas que se formulen y las críticas que se expongan testimoniarán nuestra democracia en la libertad.

A nivel empresa, los forcejeos se darán en los órganos mixtos, que se extenderán por encima de los radios actuales. En efecto, por ley o por disposición contractual rigen comisiones mixtas en higiene y seguridad, capacitación y adiestramiento, ascensos por exámenes, reparto de utilidades, etc. En el futuro inmediato, además de estos aspectos, integrarán la materia de los dispositivos bipartitas en la toma de decisiones dentro de áreas de producción o de expansión, o en capítulos de buen gobierno, como tribunales mixtos constituidos en instancias previas y necesarias al desahogo de diferencias y a la conciliación de intereses frente a la autoridad. (Seguramente estos tribunales mixtos encontrarán su hábitat natural en centros de enseñanza superior -UNAM/IPN- y en empresas de servicios públicos, como Pemex, Telmex, y Comisión Federal de Electricidad). Así, el escenario estará dispuesto para que se formen núcleos de opinión que se generalicen en las empresas y cuya finalidad sea propiciar o apoyar las respuestas favorables a los intereses de los trabajadores.

Una de las tácticas de luchas de los empleados sindicalizados que se extenderá y hará más frecuente, consistirá en ganarse la amistad y el respeto de los empleados de confianza para contar con su apoyo decidido. La contramedida, para ser eficaz, exigirá la desaparición de viejas políticas de compadrazgo y favoritismo, que tantos perjuicios causan a la larga. Los patrones deberán implementar lo necesario para afianzar la lealtad a sus empresas.

El sexo, el alcohol y la drogadicción seguirán siendo vehículos importantes para la corrupción de la moral social y de la moral de trabajo. Su generalización encerrará nuevos dispositivos de presión hacia la clase dirigente y fomentará la degradación de la autoridad, cualquiera que ésta sea. El rumor será más tecnificado y su uso ofensivo-defensivo se extenderá en el sindicalismo, en el empresariado y en el poder público.


Inicio del artículoAnteriorRegresosiguiente