©ITAM Derechos Reservados.
La reproducción total o parcial de este artículo se podrá hacer si el ITAM otorga la autorización previamente por escrito.

ESTUDIOS. filosofía-historia-letras
Primavera 1990

8. La vida política


Nuestra vida política se ha caracterizado en los últimos años por un escepticismo creciente, el cual ha conducido a un abstencionismo alarmante. La oposición se ha establecido, y no impulsa o propicia el proceso de regeneración de nuestro régimen democrático. Por esto, nuestro sistema político completo, no sólo los partidos políticos, ha perdido credibilidad y sustento.

La reforma política viene a significar la ampliación de las libertades políticas para lograr una mayor participación de los ciudadanos en la cosa pública. Con esto, el Estado conserva la legitimidad de la representación política y su capacidad de negociación con los sectores social y privado.

La clase trabajadora tiene ahora la oportunidad de organizarse en un espacio mayor y buscará la dirección partidaria adecuada a sus intereses históricos. Aquí se dará el enfrentamiento entre partidos políticos por el control y manejo del proletariado. El movimiento obrero organizado seguirá su postura de apoyo al partido oficial y cobrando por el servicio prestado,

A la oposición se le han dado cauces institucionales para comparecer como portadora legítima de las inconformidades nacionales, lo que podría significar una vía de disminución del poder del partido gubernamental en los marcos del control político de nuestro sistema.

El PRI ha reiterado que es el partido de los trabajadores, y al adjudicarse una acepción tan general, elimina las clases sociales y la lucha entre ellas. Seguirá su batalla contra el imperialismo y a favor de la soberanía nacional. Su estilo seguirá siendo populista.

Los partidos de la oposición no presentan coincidencias que vayan por encima de sus divergencias, por lo cual sus alianzas serán transitorias y, ante situaciones específicas, serán más bien efímeras y secundarias. Todos lucharán por lograr una mayor afiliación, sobre todo entre trabajadores, campesinos y estudiantes, con objeto de ocupar el mejor lugar posible en el arreglo de partidos que habrá de irse configurando una vez que pasen las próximas elecciones federales.

El empresariado optará por desempeñar un papel más activo en las lides políticas, pero dentro de la tradición de participar a título personal en el seno del PRI y del PAN, primordialmente. Contribuirá a la subsistencia del sistema con el cumplimiento de su responsabilidad social, según los lineamientos económicos del gobierno federal.


Inicio del artículoAnteriorRegresosiguiente