ESTUDIOS. filosofía-historia-letras
Verano 1990
* [Nota 23]

Obras de don Pedro Soto de Rojas, ed. de Antonio Gallego Morell, C.S.I.C., Madrid, 1950, pág. 501. Por si acaso algún lector se pregunta qué está diciendo Soto de Rojas en estos endiablados tercetos (los cuartetos son bastante más claros), le diré cómo los entiendo yo: 'De la voz del poeta, que acaricia dulcemente los oídos y que resiste al golpe de la muerte, debemos esperar que triunfe de la ignorancia (que "le usurpe sus términos") De ella debernos esperar que oscurezca la fama del Oráculo de Apolo ("rubio Isleño" porque nació en la isla de Delos) y que supere la victoria de Hércules sobre Anteo, puesto que no existe más valor que la virtud'. En verdad, el verso 14 no viene muy al caso: no ha habido en el soneto ninguna mención de la - pero el recuerdo del verso de Góngora era irresistible.


Inicio del artículo