©ITAM Derechos Reservados.
La reproducción total o parcial de este artículo se podrá hacer si el ITAM otorga la autorización previamente por escrito.

ESTUDIOS. filosofía-historia-letras
Invierno 1990

EL PRINCIPIO DE CONTRADICCIÓN EN LEIBNITZ Y EN ARISTÓTELES*

Author: Carlos Mc Cadden[Nota 1]


* Ponencia presentada en el Coloquio Internacional de Filosofía celebrado en Bogotá, Colombia, el 23 de julio de 1990.

El objeto de esta ponencia es mostrar que el Principio de Contradicción de Leibniz no es el mismo principio que Aristóteles llamó el Principio más firme.

En sus Nuevos ensayos sobre el entendimiento humano nos dice Leibniz que el Principio de Contradicción es utilizado en todo momento, aun cuando no se le considere distintamente, y no hay bárbaro al que no ofenda la conducta de un mentiroso que se contradice en un asunto que le parezca serio.

Pero, ¿qué es contradecirse? La respuesta parece fácil y rápida, contradecirse es romper un principio, una verdad primera, contradecirse es ir en contra del Principio de Contradicción. Pero tan pronto como se busca precisar en qué consiste exactamente la contradicción y cuál es el Principio de Contradicción el problema se complica y ya no es tan evidente lo que a primera vista se creía ver. Al hacer este tipo de preguntas se desatan muchas preguntas más, tan pronto se intenta darles una respuesta.

Para ayudar a resolver la cuestión se debe decir que entre Aristóteles y Leibniz hubo un cambio no sólo en el contenido sino incluso en la formulación del primer principio, y el objeto de este trabajo es tematizar este cambio.

Para esto dividiré mI exposición en cinco partes. En la primera mostraré la importancia del problema. La segunda es una exposición de lo que piensa Aristóteles sobre el principio más firme. La tercera parte contiene una exposición del Principio de Contradicción según Leibinz. La cuarta es una comparación entre los dos filósofos y la quinta contiene algunas conclusiones.

I. Importancia del problema
II. Aristóteles
III. Leibniz
IV. Comparación
V. Conclusiones
Abreviaturas

Inicio del artículoRegresosiguiente