©ITAM Derechos Reservados.
La reproducción total o parcial de este artículo se podrá hacer si el ITAM otorga la autorización previamente por escrito.

ESTUDIOS. filosofía-historia-letras
Invierno 1990

V. Conclusiones


A partir de lo que he venido diciendo se puede ver claramente que Principió de Identidad o de Contradicción de Leibniz ya no corresponde a lo que Aristóteles llamó el Principio más firme. No corresponde ni en el nombre ni en lo que significa. El mismo Aristóteles no llamó Principio de Contradicción (o no-Contradicción) al principio que según él es el más firme. Es más, para Aristóteles hay un solo principio, el más firme, y no dos, el de Contradicción (o de Identidad) y el de Razón Suficiente, como para Leibniz.

Tanto Leibniz como Aristóteles tienen varias formulaciones de¡ primer principio. Sin embargo, una formulación que ambos pensadores parecen admitir es: 'es imposible que una cosa sea y no sea al mismo tiempo'. Pero para Leibniz este principio parece estar diciendo que es imposible que A sea no-A, siendo A no-A contradictoríos. En cambio, para Aristóteles ese mismo principio quiere decir que se distingue una afirmación de su negación contradictoria correspondiente, a saber, 'A es' y 'A no es'. Dicho de otro modo, 'A es y no es' es imposible. Así dentro de esta formulación, aparentemente compartida, cada término es diferente para cada filósofo.

Por último, este trabajo me lleva a cuestionar lo que se suele aceptar comúnmente entre los estudiosos de la filosofía, a saber, que hay dos clases de filósofos: (a) los que aceptan y (b) los que rechazan el Primer Principio. Sin embargo, más bien parece que no hay consenso ni siquiera entre los que lo aceptan, pues lo formulan y lo entienden de manera diversa. Por tanto, tampoco debe haber consenso entre los que lo niegan, pues habrá que saber exactamente qué es lo que niegan.


Inicio del artículoAnteriorRegresosiguiente