©ITAM Derechos Reservados.
La reproducción total o parcial de este artículo se podrá hacer si el ITAM otorga la autorización previamente por escrito.

ESTUDIOS. filosofía-historia-letras
Otoño 1991

Comentario:


1. Hecho por nadie, sin factura, que no proviene de nada anterior a él, origen sin origen, Hrotswith sabe que se trata de Dios ingénito y fuente de toda generación. El Dios de Hrotswith es el Absoluto, Todo Otro, Alteridad suprema, ser sin par, del cual nada se puede pensar. Es un Dios aristotélico, boeciano.

2. Tres en verdad forma sin materia", es decir, no sujeto a cambios, pues el sustrato de los cambios es la materia. Dios inmutable no es compuesto sino simple, el Uno, pura forma, puro acto (sin potencia), dinamismo puro sin que algo de 61 pueda ser pasible o susceptible de perfeccionamiento o cualquier otra mutación.

3. La "existencia (esse) simple" de este Dios "hizo consistir al hombre de una cosa y otra (materia y forma substancial)". Dios simple produjo lo compuesto, Dios pura existencia sin ninguna materialidad, hizo al hombre de materia y de forma, lo hizo compuesto, por tanto mutable y corruptible; pero Dios no se puede repetir a sí mismo, ni crear otro Dios igual, que no fuera 61 mismo.

4. "Da a las diversas partes de esta (constitución) del hombre que se ha de disolver." La constitución del hombre, el cuerpo y el alma, se han de separar por la muerte: la materia del cuerpo humano y la forma substancial del alma.

5. "Retornar con felicidad al principio de su origen." La súplica de que las partes regresen felizmente a su origen está cifrada en la selección de los términos; Hrotswith usa prospero, pro- y -spero, que se puede traducir por "encaminarse con esperanza hacia el principio de su origen". Estas últimas palabras no son tautológicas, pues vimos en 1. que la "forma sin materia" es el Principio de toda la realidad (arjé en griego), de su origen o nacimiento, o creación o producción; todo esto alude la palabra origo (derivada del verbo latino orior): nacer, principiar. Al límite podríamos aceptar una traducción como "Concede a las partes bien diversas del hombre, que además se han de disolver, retornar a Dios Principio de su existencia".

8. "Introducida (indita) el alma desde el cielo en este principio" puesto que regresa esa parte (el alma), una vez desligada, a su principio, que es Dios; lo hace por un llamado divino y una introducción al ámbito celestial, o sea, desde el cielo (caelitus medieval por coelitus clásico).

9. "A fin de que el alma participe de los gozos celestiales", propiamente que sea mezclada con los gozos celestiales.

10."Yque el cuerpo (foveatur) sea estrechado en el suave seno de la tierra." La tierra es el origen del cuerpo y a ella regresa. Hrotswith piensa que el regreso del cuerpo a su origen es como un abrazo suave, en el regazo maternal de la tierra. "Por la tierra, su materia sea abrazada pacíficamente." Hay que notar el adverbio pacifice, porque ese abrazo de la inhumación concede al cuerpo, con la terminación de sus fatigas, la paz.

11. "Hasta que el polvo de la ceniza (a que quedó reducido el cuerpo) se congregue y el hálito de vida entre de nuevo en los revividos miembros del cuerpo." El polvo de las cenizas se junta para formar de nuevo el cuerpo y el soplo vivaz,[Nota 12] es decir que da vida, entra nuevamente en los miembros del cuerpo que se han articulado de nuevo.

12. "Esta misma Taide resucite perfeccionada". La resurrección es el fin (telos) de la vida santa, el final es el acabamiento, terminación que equivale en el contexto a la perfección. Perfecto porque terminado por Dios, y porque el propio Dios le da el "acabado" perfecto porque llegó hasta el fin que hace perfecta una obra.

Pafnucio dice que la propia Taide resurgirá perfecta en su humanidad, como fue, "ser hurnano".[Nota 13] Como si dijéramos que Taide recuperó su inocencia por su conversión y penitencia; así recobrará su estatuto humano al arrepentirse y restaurar su imagen humana. Subyace en todo ello la concepción de que el hombre es la imagen de Dios,[Nota 14] y esta imagen no se pierde aunque se empaña con el pecado, la restauración en la gracia de Dios hace relucir la imagen y le otorga la semejanza.

13."Y ser colocada entre las ovejas cándidas e introducirla en el gozo de la eternidad." En Maleo (cap. 25) los cabritos van al lugar del castigo y las ovejas al destino del premio; el negro se atribuye a los cabritos y la candidez a las ovejuelas.

14. "Tú el único lo-que-es, en la unidad de la Trinidad." Traducción forzada, pero posible, que no hace caso del tiempo presente del verbo ser en segunda persona (es), añadido por los editores. Esto constituye una manera de aproximarse a la Trinidad desde la unidad de la substancia, como lo hacía Boecio.

15. "Y vives y reinas por los siglos de los siglos", que es la doxología trinitaria con la cual se concluyen las oraciones en la liturgia romana.

Los seis dramas, nos ofrece una prosa austera, recia, a veces áspera, que nos refleja una alta Edad Media conflictiva y violenta, donde los monasterios de varones y de mujeres son los reductos de la cultura que se habría de diseminar en Europa Occidental. La baja Edad Media buscará completar con otras fuentes -como la de los árabes-[Nota 15] una cultura que había llegado destilada en los filtros de Casiodoro, Símaco y Boecio, herederos de un tiempo de enfrentamiento militar y cultural (s. VI) y de caos socio-político. El tiempo había hecho estragos y para finales del siglo X la situación de las humanidades era lastimosa. Abbón de Fleury, abad de Fléury-surLoire se queja con estas palabras: "Yo gemía profundamente en los ejercicios de mi primera edad, viendo las artes liberales en la mayor postración y el saber reducido a un pequeno número de adeptos que vendían muy caras sus lecciones."16 Por esto la labor intelectual de las mujeres que como Hrotswith, Rikkardis y Hedwigis se dedicaron a las letras es más encomiable, aún. El de Hrotswith es el fruto de un trabajo intenso, organizado y sotenido en una época adversa.

LUIS RAMOS

Fctad. de Filosofía y Letras, UNAM.


Inicio del artículoAnteriorRegreso