©ITAM Derechos Reservados.
La reproducción total o parcial de este artículo se podrá hacer si el ITAM otorga la autorización previamente por escrito.

ESTUDIOS. filosofía-historia-letras
Otoño 1991

El Informe del Censor


"El marco de los acontecimientos y de las situaciones presentadas en la nueva novela del escritor Norman Manca es el Bucarest de hoy, según ciertas afirmaciones precisas ('tres años después del terremoto') se trata del año 1980, pero los detalles de la sociedad sugieren el presente inmediato. Nos encontramos en una primavera que sigue a un invierno muy rudo, clima que agrava el malhumor de las personas y sus condiciones devida; una primavera vigorosa yviviente en cuya atmósfera el deseo ardiente de vida y de amor se siente con un máximo de intensidad. Las personas son descritas en las actividades habituales de la vida cotidiana, esperando frente a los kioskos, caminando por las calles y los jardines públicos, apuradas y ansiosas, en los tranvías y los autobuses, hablando de sus necesidades, de sus problemas y de diferentes acontecimientos y situaciones de su lugar de trabajo.

Los destinos de algunos personajes- principales emergen a través de un gran número de escenas y una cantidad de glosa filosófica, histórica, moral y cultural; siguen los datos biográficos esenciales, al mismo tiempo que se dan nuevos elementos que sobrevienen en esta primavera y que aceleran el proceso de formación y de comprensión de sus propias preocupaciones. Anatol Dominic Vancea Voinov es el personaje que aparece más frecuentemente: es un antiguo profesor, actualmente empleado como recepcionista en el modesto Hotel Transit, tolerado por sus colegas y sus superiores a causa de sus conocimientos en lenguas extranjeras. Inteligente, receptivo, culto, Dominic, quien, en su adolescencia fue un estudiante bien educado, tímido y serio, se volvió luego perezoso, atolondrado, indiferente, despreciativo, y se burla de todo el mundo; utiliza un vocabulario violento, tiene una forma de vestir chocante y profiere discursos eruditos con el fin de intimidar a sus colegas, quienes son incultos, personas simples que sólo se interesan en cosas fútiles.

Sentimentalmente, Dominic, quien ha alcanzado la cincuentena, es solitario, triste y está fatigado. Descontento y desengañado, intenta resistir a una vida de conformimismo y de compromiso por medio de una supuesta indiferencia y por la caricatura. Su destino estuvo marcado por algunas desgracias sufridas por los miembros de su familia en 1940: un juicio que se entabló contra ellos sin razón y luego la desaparición de su padre (¿asesinato o suicidio?), tras haber recibido una carta de amenaza formulada en el estilo de los manifiestos de la Legión.[Nota 6]La familia se dispersa entonces (le hermana emigra hacia Israel, el hermano hacia Argentina, la madre muere en la miseria).

Las investigaciones que emprende ahora Dominic, en esta primavera vivificante, aclaran las circunstancias del drama que atravesó a toda la familia: la carta de amenaza que había llegado en un sobre negro, había sido enviada por un joven enamorado de su hermana que después se esconde durante cuarenta años en una institución para sordomudos. Pero donde sea que vaya no puede comprender su pasado ni sus sentimientos de culpabilidad y sus causas profundas. Es, en lo esencial, una advertencia que incita a comprender que los pequeños acontecimientos pueden tener grandes efectos sobre las personas en condiciones de violencia, de miedo y de terror.

Otro personaje importante es Matei (Mauriciu) Gafton, un periodista retirado. Entusiasta durante el período del dogmatismo,[Nota 7]ahora Gafton trata de compensar las "mentiras" que escribió enviando peticiones anónimas y cartas que señalan a las autoridades las irregularidades, las insuficiencias y las inexactitudes, tratrando con esto, en tanto que "editor voluntario" colocado en el "centro de los acontecimientos", "en contacto con todo lo que dice y piensa el hombre de la calle", de mostrar "la verdad" y de trar la 'Justicia". Al mismo tiempo, estudia en la biblioteca los diarios del período fascista, la dictadura de Antonescu,[Nota 8] con la intención de escribir un ensayo que demuestre "el asco de antes y durante la guerra y el entusiasmo y la exageración de la postguerra" (p.31). Este personaje representa también otra hipóstasis de la mentira vivida: cambió su nombre durante la guerra, tomando el de su mujer, que tenía un hermano en la Legión y era buscado. De esta manera, él, "el infinitamente perseguido, rechaza la persecusión de los otro" (p. 52, 56, 218).

El antagonista de estos dos personajes es Ianuli, idealista típico, revolucionario coherente, personaje completo, con una vida ejemplar. Originario de Grecia, de una familia acomodada, Ianuli rompió todos sus lazos abandonó su carrera universitaria y combatió en la montaña, arma en máno.[Nota 9]Después de la guerra viene a Rumania y conserva, al pasar los años, las convicciones de su juventud, su "fe" pura. Privado de toda relación con su generación e incapaz de adaptarse a la nueva situación, lejos de su familia y de su casa, sin desear regresar puesto que todo ha cambiado allá, Ianuli se siente cada vez más alienado, marginado. Enfermo y resignado, traicionado por su mujer, abandonado por todos, sufre intensamente la psicología del aislamiento.

Otro dos personajes son de primera importancia para entender la significación de los argumentos de la novela.

Uno es el Dr. Marga, alma práctica y racional, confesor y consejero de aquellos que lo rodean, presencia que les es necesaria cuando intentan aclarar sus preocupaciones y sus dudas.

El otro es Irina Radovici, a través de la cual son abordados los problemas del amor. Irina, arquitecta, competente y sensible, fue empujada por los acontecimientos de su vida a los márgenes de la sociedad. Su curso universitario se interrumpió muchas veces, no fue autorizada a pasar su examen final, tuvo dos matrimonios fracasados; trabaja ahora para el periódico de la asociación de sordomudos y trata de encontrar las fuerzas para salirse de una historia de amor sin perspectiva, que la tiraniza. Su búsqueda de un equilibrio, que parece encontrar al final de la novela, la lleva a huir continuamente de sí misma y de aquellos que la rodean, y a una oposición exasperada que le roba toda su energía, a un retiro sin descanso y opresivo de la sociedad, a una austeridad dominada por las dudas y las preocupaciones.

Todas estas preocupaciones son de hecho referencias para la novela que planea escribir un extraño escritor, Mynheer, quien se encuentra actualmente en un callejón sin salida. Necesita estar inspirado, trabajar, pero está aislado y apático; está obsesionado por la idea de escribir la verdad sobre la vida y la gente, de no evitar compromisos, pero al mismo tiempo está lleno de impotencia, de dudas y de falta de coraje. Los personajes del libro, las hipóstasis de Mynheer (sus "sustitutos"), aparecen en el libro como los intérpretes de diferentes actitudes, estados de ánimo, formas de existencia, que el autor encuentra en su propia vida ("sustitutos" para esas categorías de personas). Mucho espacio de la novela está consagrado a los vagabundeos de Mynheer en las calles de Bucarest, a sus conversaciones con diferentes personas, particularmente con Toma (un personaje ambiguo, administrador e investigador), y a sus reflexiones sobre temas sociales, morales, culturales y artísticos. La finalidad de estas digresiones es volver explícitas muchas ideas y tesis que forman la base de los argumentos presentados en la novela: la necesidad de hacer una elección clara (elegir entre el "Sí" y el "No"), de vivir sincera y auténticamente y de condenar la falta de autenticidad en la sociedad, el amor y el arte; las relaciones entre la verdad y la belleza, ente el contemplativo y el racional, entre el ideal y la acción, etc.

Una revisión estructural del libro será necesaria antes de su publicación, con el fin de aclarar la significación ideológica de algunos temas y de algunos problemas, y con el fin de permitir el pleno desarrollo de los personajes principales, de su aptitud para integrarse en la sociedad, de la atmósfera y de las determinaciones exteriores de su existencia.

Algunas sugerencias:
Aclaraciones necesarias sobre la significación de los personajes y del mensaje del libro.
La idea del resurgimiento de las "fuerzas del mal", en las condiciones actuales, y de la recurrencia de algunos fenómenos relacionados con el fascismo, con la patriotería, etc. "La advertencia".

Inicio del artículoAnteriorRegresosiguiente