©ITAM Derechos Reservados.
La reproducción total o parcial de este artículo se podrá hacer si el ITAM otorga la autorización previamente por escrito.

ESTUDIOS. filosofía-historia-letras
Primavera 1992

¿Bajo qué forma nace la ontología con Parménides?


Pero no es así. El ser no está determinado a expresar uno solo de sus sentidos. Ya lo decía Heráclito: La physis ama ocultarse; [Nota 2]el ser no es sólo un manifiesto, es también su ocultamiento, que es lo que los antiguos denominaban su "cifra" de misterio, y que ahora se entiende como aquello del ser que sólo puede intuirse y luego referirse por analogía en forma de metáfora, ya que constituye el punto de partida del hábito metafísico.

Es por inspiración poética, en efecto, que Parménides descubre el principio de identidad lógica del ser, así como su eternidad o atemporalidad. Confiesa en el proemio a su célebre Poema Ontológico que su genial intuición fue revelada al oído por una deidad (muy probablemente se trata de Atenca). De este modo, su poema que es ontológico tiene genes de revelación apocalíptica. La ontología nace por lo tanto de una pneumatología. Nace en forma de poética magistral que es aquella que transmuta lo mítico hacia lo místico.

Ahora bien, recordemos cómo el hombre está recluido en la prisión del ser. Pero este mismo hombre que ha sido tornado por sorpresa por lo que en el ser hay de manifiesto, puede, en contraparte, acceder por asalto al lado oculto del ser.


Inicio del artículoAnteriorRegresosiguiente