©ITAM Derechos Reservados.
La reproducción total o parcial de este artículo se podrá hacer si el ITAM otorga la autorización previamente por escrito.

ESTUDIOS. filosofía-historia-letras
Primavera 1992

¿En qué consiste la tarea de simbolizar al ser?


Ya no se trata de ser víctima pasiva del ser sino de triunfar por sobre él, al descubrir que el sujeto que conoce y que es uno mismo está también allí, integrado al lado oculto del ser, que es así para él como un espejo que refleja por analogía los múltiples sentidos del ser, los cuales sólo pueden ser unificados, reunidos, al simbolizar esa realidad no inmediatamente manfiesta del ser.

Y si la metafísica -como dijera Maritain- "tiene en la analogía su forma y su regla de conocimiento", [Nota 3] entonces la metafísica, al analogar al ser, hace posible su poetización, al acceder gratuita (y como veremos más adelante) eróticamente a esa cifra de misterio.

Poetizar al ser no supone el abandono de la metafísica y mucho menos de la filosofía. "El poeta -dice también Maritain- está mejor preparado que cualquier otro... para conocer (la) experiencia metafísica..." [Nota 4] Poetizar al ser es permitir que el sentimiento -entendido como pasión intelectualmente re-finada- pueda recrear simbólicamente al ser, de reunir y armonizar de entre sus múltiples sentidos a dos que antagonizan en calidad de contrarios. Simbolizar es sintetizaren lo uno lo que la razón analítica descompone por necesidad en múltiplos (simbolizar y diabolizar, reunir y desunir los fragmentos del ser son labores complementarias). Por eso el símbolo es a la mística lo que el silogismo a la lógica.


Inicio del artículoAnteriorRegresosiguiente