©ITAM Derechos Reservados.
La reproducción total o parcial de este artículo se podrá hacer si el ITAM otorga la autorización previamente por escrito.

ESTUDIOS. filosofía-historia-letras
Primavera 1992

ARISTÓTELES, PARVA NATURALIA

Author: Carlos Mc Cadden


ARISTOTELES, Parva Naturalia. Breves tratados de filosofía natural, Traducción de Jorge A- Serrano, 1991, México, Ed. Jus, 156 p. ISBN 968-423-254-3.

Desde hace varios años conozco la inquietud del Dr. Jorge Serrano de traducir los Parva Naturalia. Finalmente sus múltiples actividades y proyectos le permitieron llevar a cabo este trabajo. La intención del Dr. Serrano no fue tan sólo la de ayudar a completar las obras de Aristóteles traducidas al español -aunque existen ediciones que pretenden ser sus Obras Completas realmente no lo son; en concreto los Parva Naturalia tienen más de cincuenta años sin traducirse a nuestra lengua. Su principal propósito fue el de colaborar en la divulgación de estos pequeños escritos sobre la naturaleza. Creo que es más exacto llamarlos "breves" que "pequeños", pues como confiesa Charles Darwin en una carta dirigida al Dr. Ogle: "Linneo y Cuvier fueron mis dioses... sin embargo, ellos no son sino unos escolares en comparación con Aristóteles." Quizá semejante cita nos invite a interesarnos por Aristóteles, y más en concreto por los Parva Naturalia.

Pero ¿qué contiene esta nueva traducción de los Breves tratados de filosofía natural hecha por el Dr. Serrano?: En primer lugar, antes de la Introducción, en un capítulo titulado "Por qué de nuevo Aristóteles", el Dr. Serrano nos refiere cuál ha sido el interés en los estudios sobre Aristóteles de los últimos tiempos (siglos XIX y XX). En segundo lugar, en la Introducción el Dr. Serrano hace algunas indicaciones relativas al lugar que los Parva Naturalía ocupan en la obra de Aristóteles y al alcance filosófico de estos "pequeños tratados". En tercer lugar, aparece la carta con la que Charles Darwin acusaba recepción de la traducción del Tratado de las partes de los animales enviada por Ogle, de donde extraje la cita. Finalmente se nos brinda la traslación que el Dr. Serrano propone de los Parva Naturalia. Consciente de que traducir a Aristóteles no es algo sencillo de realizar sin correr riesgos múltiples, el Dr. Serrano logra una cuidadosa versión, cercana al espíritu del autor y sin traicionar la letra. Conserva el estilo sobrio, y en ocasiones reiterativo e insistente del Estagirita, en un español entendible y fácil de leer.

Así nos llega en nuestra lengua lo que a lo largo de los tiempos se ha conservado con el nombre de Parva Naturalia y que designa una serie de nueve textos sobre biología humana y animal. El primero de estos tratados contiene una introducción común a los demás y se refiere a las posibles relaciones entre los cuatro elementos y los cinco órganos de los sentidos. El segundo tratado caracteriza a la reminiscencia, distinguiéndola de la memoria, e indicando que es lo propio del hombre. El tercer pequeño tratado trata de la vigilia y el sueño. El cuarto profundiza a propósito de los sueños. El quinto averigua la relación entre los sueños y la adivinación. El sexto habla sobre la vejez. En el séptimo y octavo se muestra cómo no es el cerebro sino el corazón la sede de la sensibilidad; y en el último tratado Aristóteles se ocupa de la respiración.

Por último, debo decir que esta traducción que se nos presenta fue enriquecida por su autor con una serie de notas, unas aclaratorias del trabajo de traducción y otras que relacionan los Breves tratados con otros textos de Aristóteles.

CARLOS MC CADDEN

Departamento Académico de Estudios Generales, ITAM


Inicio del artículoRegreso