©ITAM Derechos Reservados.
La reproducción total o parcial de este artículo se podrá hacer si el ITAM otorga la autorización previamente por escrito.

ESTUDIOS. filosofía-historia-letras
Primavera 1992

Crítica de la razón instrumental


E. A manera de pregunta, hay una cita de Marx que dice que "los límites del actual sistema están en el sistema mismo". ¿Cree usted algo semejante respecto a los valores liberales fundamentales, es decir, que algo de ellos pudiera no coincidir con la lógica del sistema; que puede superarse la moderna autodestrucción? Dicho de otra forma: ¿de dónde extrae usted su optimismo?

J.H. ¿Optimismo? Uno debe aquí precisar. Es cierto que no comparto los supuestos básicos de la Teoría Crítica, tal y como a principios de los años cuarenta ustedes no aceptaban el concepto de Gestalt; no participo del supuesto de que la razón instrumental ha avanzado a tal punto en su dominio que no pueda haber ningún otro camino correcto y que no existe, en consecuencia, ninguna opción más allá del total ofuscamiento, en el que apenas si son posibles los relámpagos del discernimiento individual. Hay, sin embargo, un hecho contradictorio que me desconcierta hasta hoy: el que nuestro sistema social, en general, el sistema capitalista y, de manera particular, el de la RFA, por un lado, sea relativamente estable no sólo económicamente, que garantice un modo de vida en común relativamente libre de conflicto y haya institucionalizado una libertad política; pero, por otro lado, el que esta sociedad produzca diversos síntomas que me provocan miedo. Estoy íntimamente convencido de que algo profundamente erróneo se ha impregnado en este sistema. Precisamente es esto lo que me confunde, la causa de mis preocupaciones y quizá también, en cierta medida, de mis vaivenes teóricos. No soy marxista en el sentido de que crea en él marxismo como en una explicación probada, al mismo tiempo que claro, reconozco que el marxismo me ha dado el impulso y los medios analíticos para investigar el desarrollo de las relaciones entre democracia y capitalismo.

E. ¿Pero no significa eso que realmente está usted convencido de que a través de una análisis teórico pueden también llegar a romperse estructuras de poder nacientes?

J.H. Estoy firmemente convencido de que sobre todo la izquierda, y en particular la marxista, puede reclamar un mérito único frente a otras fuerzas políticas: la idea de poder proporcionar análisis teóricos de perspectivas a mediano o largo plazo en la política diaria. Creo que no debería de abandonarse esta tradición y opino también, por otra parte, que nunca como ahora, carecemos de análisis políticos convincentes. Quizá es ésta también una razón que en su tiempo me hizo chocar frontalmente con los estudiantes; fue necesario. Nunca entendía en realidad los dogmatismos que se cultivaban entre los estudiantes anarquistas, incluso cuando sus relaciones y formas de vida eran en sí antidogmáticas.


Inicio del artículoAnteriorRegresosiguiente