ESTUDIOS. filosofía-historia-letras
Verano 1992
* [Nota 7]

María Van Rysselberghe (1866-1859), cuya vida se empareja casi cronológicamente con la de André Gide (1869-1951), ha dejado los Cuademos de la ''petite Dame", testimonios inapreciables sobre su amigo. En cuanto al nombre de "Petite Dame" es el que le daban familiarmente en el círculo de sus amistades, Gide, Du Bos, Gabriel Marcel, Roger Matin du Gard y otros. Nacida en Bruselas, casada con el pintor Théo Van Rysselberghe, vivió de lleno el ambiente artístico y literario de la época, y fue una de las primeras admiradoras de Gide, al que conoció en 1898 y con quien anudó una amistad que el tiempo y los acontecimientos vividos juntos van profundizando. A partir de 1918 emprende la tarea de registrar día a día y hasta la muerte de Gide todo aquello de lo que era testigo en la vida del escritor. Durante un tercio de siglo llenó, sin que el autor de los Alimentos terrestres lo supiera, diecinueve gruesos cuadernos de "Notas para la historia auténtica de André Gide".


Inicio del artículo