©ITAM Derechos Reservados.
La reproducción total o parcial de este artículo se podrá hacer si el ITAM otorga la autorización previamente por escrito.

ESTUDIOS. filosofía-historia-letras
Otoño 1992

5. Subsidiariedad y control jurisdiccional


El principio de subsidiariedad de Maastricht puede ser sometido a una instancia controladora que verifique que los criterios establecidos han sido correctamente utilizados. Ante una cuestión tan delicada habría que preguntarse si el control que se ejercerá será puramente jurídico o también Político.

En el caso de un control jurisdiccional, la Corte de Justicia de la Comunidad se reconocería competente para conocer sobre este principio. Así el principio podría ser invocado delante de un tribunal para apoyar una demanda y la Corte tendría que juzgar si la intervención comunitaria es mejor que lo que podría lograr un país actuando separadamente (cf. Constantinesco, 2, p. 42 s).

Por el contrario, un control puramente político sería, por ejemplo, el que pudiera ejercer un cuerpo o un órgano no jurisdiccional. Un cuerpo de hombres sabios (wise men) ha sido sugerido (cf. Adonis/Jones, p.186); sin embargo, esto complicaría la estructura institucional de la Comunidad, y además añadiría confusión a la distribución de autoridad y de responsabilidades, pues aparecería otra institución con poder de decisión.

En el contexto del Tratado de Maastricht el principio de subsidiariedad queda sometido al control jurisdiccional de la Corte de Justicia; y en el caso de que el control fuera puramente jurídico, la Corte de Justicia tendría además, en cierto sentido, la misión de una corte constitucional (cf. Constantinesco, 2, p. 43).

El control jurisdiccional podría resultar muy eficaz contra las competencias exageradas que pudiera generar el voto por mayoría calificada. Pero, por otra parte, se corre el riesgo de consignar los problemas políticos controvertidos a la Corte para que ésta los determine (Adonis Jones, p.186).

Por último, habría que decir que si por virtud de alguna cláusula la subsidiariedad no estuviera sometida a un control jurisdiccional, entonces se comprometería la integridad de la Unión y resurgiría el peligro del centralismo.


Inicio del artículoAnteriorRegresosiguiente