©ITAM Derechos Reservados.
La reproducción total o parcial de este artículo se podrá hacer si el ITAM otorga la autorización previamente por escrito.

ESTUDIOS. filosofía-historia-letras
Otoño 1992

EL RECHAZO DE LOS CLÁSICOS*

Author: Thomas Pavel[Nota 1]


* Le messager européen, No. 5, Ed. Gallimard, París, 1991. Traducción de Silvia Pasternac.

En el debate sobre los autores clásicos que produce furor actualmente en las universidades norteamericanas, los dos bandos toman posiciones inconciliables. Según unos, una élite tiránica, compuesta de machos europeos de raza blanca, ha utilizado a la literatura, desde tiempos inmemoriales, para imponer su ideología al resto de la población. En particular, tomando como blanco a los grupos más vulnerables: las mujeres, los no europeos y los homosexuales, los ha excluído de la vida política y cultural. A estos grupos se les han negado sus legítimos lugares dentro del debate público, en el seno de la universidad y en la República de las letras. Con el fin de minimizar su influencia, la ideología dominante, y sobre todo su mano derecha, la literatura clásica, los ha difamado sin cesar. Sin embargo, ni la exclusión, ni la persecución, ni la representación injuriosa impidieron que los grupos subalternos crearan sus propias tradiciones secretas, su propia literatura que refleja su verdadera cara y presta su voz a sus aspiraciones. Al reencontrar estas tradiciones, los grupos oprimidos socavan de manera decisiva la hegemonía de la élite tiránica. Descubrir la literatura de los grupos subalternos, enseñarla, estudiarla, son actividades políticas profundamente significativas. Los universitarios sólo tienen dos opciones: ponerse del lado de la opresión milenaria, o luchar por la justicia.

Según los otros, una antigua tradición de respeto por la cultura ha ido conduciendo lentamente a la formación de un cánon, un conjunto de libros clásicos, que incluye los más grandes logros intelectuales, y en particular literarios, de la humanidad. Este conjunto incluye principalmente las obras maestras de la cultura occidental, una cultura que desde siempre ha fomentado la libertad, la razón crítica y el respeto a la individualidad. Los principios encarnados en los clásicos son aquellos mismos que fundan la mejor sociedad que haya existido jamás: la democracia liberal moderna. Enseñar a los clásicos siempre ha sido la mejor manera de familiarizar a los jóvenes norteamericanos con su herencia democrática. Desde hace algunos años, sin embargo, un grupo de anarquistas de izquierda que intentaron en vano, en los años sesenta, imponer sus ideales a Norteamérica y al universo, se retiraron de la vida política y, acaparando los puestos clave en el interior de los departamentos de literatura de las mejores universidades, pasaron a la ofensiva contra el espíritu norteamericano. Protegidos por la equidad del sistema que tratan de destruir, los izquierdistas con empleo asegurado (tenured radicals) planean reemplazar, si es que no lo han hecho ya, a los grandes libros por pacotilla y a la razón crítica por el adoctrinamiento político. Ya es hora de detenerlos antes de que destruyan la Universidad, ya es tiempo de regresar a los valores seguros.

La pasión empleada en el debate hace honor a sus participantes. Es alentador ver que las cuestiones culturales logren desencadenar semejante entusiasmo. Sin embargo, es inevitable que, en el fragor de la discusión, algunos aspectos más generales de la educación literaria en los tiempos modernos sean a veces descuidados. A continuación, me propongo presentar al público francés algunas tendencias generales de la reforma actual del programa literario en Estados Unidos, examinando al mismo tiempo el horizonte cultural que las vuelve posibles y las presuposiciones, frecuentemente ocultas, que las animan.

Descentralización y formación general. Los clásicos y los programas
Mucho de dónde escoger
Las dificultades de la transparencia y de la difusión cultural
Digresión: la elección metódica
Los programas minoritarios
Cursos minoritarios obligatorios
Las afinidades exclusivas
Una especialización en letras minoritarias
Nota Bibliográfica

Inicio del artículoRegresosiguiente