©ITAM Derechos Reservados.
La reproducción total o parcial de este artículo se podrá hacer si el ITAM otorga la autorización previamente por escrito.

ESTUDIOS. filosofía-historia-letras
Primavera 1993

Pintores "Ingenuos" y nuevas corrientes


Ciertamente, las imágenes que evocamos frente a palabras como pintura haitiana son casi esencialmente las de la pintura ingenua, ese himno a la libre imaginación y a la fantasía. Pero si bien los artistas de esta corriente son sin duda los más conocidos, no deben hacernos olvidar la multitud de vocaciones que ellos hicieron nacer. Haití es uno de los raros países subdesarrollados que ha dado tantos artistas en un período tan corto; "el único pueblo de pintores", según André Malraux. [Nota 13]

La emulación que nació de este período fecundo permitió que se expresaran otras corrientes; se multiplicaron los intentos y, paralelamente a los ingenuos numerosos talentos se revelaron, esta vez sobre caminos distintos, surrealistas, claro está, impresionistas y otros estilos más, dentro y fuera del país.

Estas son trayectorias sorprendentes para unos pintores que a veces están desconectados con sus raíces originales. El viaje al corazón del arte haitiano nos lleva a descubrir o a redescubrir, por ejemplo, el itinerario singular de un joven artista, Jean-Michel Basquiat, [Nota 14] sin formación artística, pintor del instinto, como losingenuos", amigo de Andy Warhol, con el que pintó numerosos lienzos en los años ochenta. Fue conocido primero por sus famosos graffitís en el metro de Nueva York (extraño mundo del graffiti que interesó igualmente a los surrealistas -ellos otra vez- por los valores que vehiculizaba), atraerá rápidamente la atención por sus cuadros y se pondrá de moda rápidamente en los medios no expresionistas. Despreciado por la crítica de su época e incomprendido durante su vida, hoy es celebrado con regularidad, y algunos de sus lienzos alcanzan precios elevados, como Tamous Moon King".

Según Victor Bockris, [Nota 15] sus cuadros eran combinaciones delirantes de dibujos muy crudos, signos misteriosos garabateados y "mensajes". Eran, sin duda, mensajes de rebelión, tratán dose de un pintor de la minoría étnica de Nueva York, que pintaba con toda su fragilidad y sus esperanzas, la calle, la violencia, mezcladas con elementos tomados de la herencia cultural caribeña.


Inicio del artículoAnteriorRegresosiguiente