©ITAM Derechos Reservados.
La reproducción total o parcial de este artículo se podrá hacer si el ITAM otorga la autorización previamente por escrito.

ESTUDIOS. filosofía-historia-letras
Primavera 1993

El devenir de la pintura haitiana


La voluntad de analizar la obra de arte, particularmente la obra ingenua, por su raíz, nos llevó a explicar, a reflexionar sobre las condiciones de su producción y sobre su pasado, pero ¿qué podemos decir sobre su evolución y su devenir?

Esta pintura, que fue revelada al mundo hace casi un siglo, ha evolucionado; algunos artistas, confrontados con el mundo moderno, cambiaron sus estilos y las fuentes de inspiración a veces, se agotaron, provocando que sus creaciones se volvieran insípidas o inexistentes. Otros, en cambio, permanecieron protegidos de los efectos perversos del modernismo.

Pero su arte está hoy muy lejos de encontrarse esclerosado; a imagen y semejanza de su pueblo, está, por el contrario, increíblemente vivo. Su poder creativo y sus posibilidades de expresión son tales que aparecen sin cesar nuevos talentos.

¿Qué podemos decir hoy de la pintura en el país? Sin duda, ESTA VIVA... pero se encuentra frente a dificultades crecientes: los dramas que sacuden a Haití desde hace algunos años han provocado que los visitantes huyan, y con ellos, los admiradores potenciales de este arte.

¿Podemos prever lo que será su futuro? ¿Se encuentra amenazada la fuente misma de esta actividad creativa? Es difícil contestar ... Pero una mirada optimista hacia el pasado nos muestra que siempre ha podido triunfar sobre todas las amenazas y que atravesó la historia con metamorfosis y estallidos, con un dinamismo que se renueva cada vez.

En un nuevo vuelco de su historia, formulemos el deseo de que pueda renacer a la esperanza, que pueda continuar perpetuando el sentido de lo bello, de lo mágico, de] sueño, que son los elementos con que ella nos ha maravillado siempre.


Inicio del artículoAnteriorRegresosiguiente