©ITAM Derechos Reservados.
La reproducción total o parcial de este artículo se podrá hacer si el ITAM otorga la autorización previamente por escrito.

ESTUDIOS. filosofía-historia-letras
Primavera 1993

Nueva Albión


Sin respetar la cronología en lo que respecta a los múltiples bautizos que ha tenido la península, me adentraré a la historia del nombre de Nueva Albión, consecuencia de un temerario pirata que consumaba su venganza hacia la estirpe española.

Una vez realizado el descubrimiento de América, España trató de ahuyentar por diferentes métodos la participación extranjera. Cito a Irvin A. Leonard:

A la luz de la anunciada política de la Corona española, de excluir de sus dominios del nuevo mundo a todos los extranjeros, resulta sorprendente saber que un inglés, Roberto Tomson (?-1587), vivía en la ciudad de México en 1557. [ ... ] Se supone que la presencia de Tomson allí, y en aquel momento, fue debida a una aparente relajación de las prácticas restrictivas de la autoridad española, resultado del matrimonio del rey de España, Felipe II con María Tudor de Inglaterra.[Nota 4]

Aunque el intento por alejar a Europa de la Nueva España fue bueno, no tuvo éxito total. Legalmente sólo se presentaban casos raros, permisos especiales, tal y como lo es el de Robert Tomson. Pero dentro del gran marco de la vida insurrecta, lejos de las imposiciones, la historia es diferente. Los barcos españoles figuraban como peces gordos para los buscadores de fortunas del siglo XVI, piratas ingleses y franceses, que una y otra vez despojaron a las embarcaciones cargadas con los tesoros de la conquista. Tal es el caso de Francisco Drake, el corsario inglés que con su nombre bautizó la actual bahía de San Francisco.

Drake, en 1565, arriesga su capital en una empresa a realizar en las Indias Occidentales. Al llegar al río de la Hacha, los españoles confiscan su cargamento y él jura tomar venganza. Se alista con Hawkins y recibe a su mando una nueva embarcación, con la cual se bate en contra de los españoles en el Golfo de México. Los resultados nuevamente son desfavorables, crece su odio y reafirma su juramento. Poco después, huyendo de sus último defitos, encontraría el sentido apropiado a su venganza:

Desde la cumbre de una montaña, divisó el mar del sur, y resolvió, como lo hizo más tarde, llevar sus naves a aquellas aguas, seguro del daño que causaría a los nuestros.[Nota 5]

Drake regresa a Inglaterra a negociar con la reina Isabel su plan para acechar las embarcaciones españolas en el mar del sur; ella acepta y le ofrece 5 naves (entre ellas una llamada "Cristóbal). Su viaje comienza con el descenso por la costa africana para cruzar después hasta la isla del Fuego, continúa dirigiéndose hacia el sur hasta el estrecho de Magallanes. Pierde cuatro de sus naves al cruzarlo y con la restante sube a lo largo de la costa oeste de Sud-América, cumple su propósito al saquear embarcaciones españolas y consuma de ese modo su venganza.

Después de sólidos botines y de darse la fama de terrible, Drake decíde regresar a Inglaterra, pero considerando que los españoles lo atacarían al cruzar de regreso por el estrecho de Magallanes, y creyendo en cierta simetría del globo terráqueo, decide subir más para navegar de regreso por arriba de la Nueva España. Este paso por arriba de la masa continental tomó el nombre, y lo mantuvo por largo tiempo, pese a su inexistencia, de estrecho de Anián.

Tal estrecho, cuya búsqueda, según vimos, preocupó entro otros al mismo Hernán Cortés, se designabacon el nombre de 'Anián'. Era éste probablemente una corrupción del topónimo Ania que según Marco Polo, se aplicaba a un gran mar al este de la India.[Nota 6]

E n su camino encuentra la península de California, la cual utiliza de base para atacar las embarcaciones que viajaban de las costas de Jalisco hacia las islas Revillagigedo, y otras más hacia el oeste, y nombra a la península: Nueva Albíón.

...llegó hasta el 43 de latitud Norte, y hallando sólo un frío extremo descendió al 38 de la misma latitud y ancló el 17 de junio al Norte de California, en una bahía a la que le dió su nombre, y que hoy es conocida por el de San Francisco. Drake tomó posesión del país al que llamó Nueva Albión, creyó descubrir huellas de oro y de plata, sospecha que ha confirmado más tarde la experiencia y continuó su viaje en 23 de julio.[Nota 7]


Inicio del artículoAnteriorRegresosiguiente