©ITAM Derechos Reservados.
La reproducción total o parcial de este artículo se podrá hacer si el ITAM otorga la autorización previamente por escrito.

ESTUDIOS. filosofía-historia-letras
Verano 1993

1. 7. Capacitación


Un gerente de una empresa me relataba una anécdota referida a los industriales japoneses. Cierto día, una delegación mexicana visita una fábrica japonesa X y entre todos los temas que se tratan alguien solicita que le faciliten las políticas de despidos de la mencionada empresa. Si bien se pide con premura, el informe tarda en llegar. Al poco rato los japoneses se disculpan y explican:

"Claro que las tenemos, pero hace tanto tiempo que no las usamos que ya no sabemos dónde están". "Pero cómo - interroga un empresario mexicano ¿qué hacen con los trabajadores que no se someten a las normas..."? "Verán, cuando un trabajador no cumple bien sus funciones, lo capacitamos; si no quiere trabajar, lo capacitamos; si se muestra apático y distante con sus compañeros, lo capacitamos; si comete muchos errores, lo capacitamos..." "Bueno, pero ¿es que entonces nunca despiden a nadie?" "Permítame responde el japonés- cuando un hijo suyo no anda muy bien en la escuela, ¡seguramente usted no lo echa de su casa"

Es decir, la capacitación configura "el cuidado", un tanto paternal que la empresa guarda para sus trabajadores; manifiesta además el interés particular que la empresa tiene por que el trabajador se supere, realice mejor su trabajo y se gratifique a sí mismo. Es evidente que a la empresa la capacitación le provee de un altísimo dividendo económico, pero además muestra otra cara: invierte en su gente, lo hace permanentemente y a fondo; estímulo y exigencia constante para el trabajador. Es sabido que el sistema japonés requiere de la inversión de una enorme parte del presupuesto de cada empresa para capacitación y así logra transmitir la imagen de que la empresa cree en el hombre, en sus posibilidades, en su compromiso, en su fidelidad. Claro está, la capacitación por sí misma no basta si no se la vinculara con el manejo de la situación contractual, salarial, en la que se apoya. Veamos éste aspecto.


Inicio del artículoAnteriorRegresosiguiente