©ITAM Derechos Reservados.
La reproducción total o parcial de este artículo se podrá hacer si el ITAM otorga la autorización previamente por escrito.

ESTUDIOS. filosofía-historia-letras
Otoño 1993

Max Weber y la democracia plebiscitaria del líder


La idea del antiguo liberalismo, en el sentido de que una élite de personalidades económica y socialmente independiente, a diferencia del "ciego" dominio del principio de la mayoría, es la más adecuada para hablar en representación de toda la nación, también está presente en el pensamiento de Max Weber, que en 1908 escribe una carta a Robert Michels en la cual sostiene que conceptos tales como "voluntad del pueblo" o "verdadera voluntad del pueblo" resultan ficciones (Mommsem, p. 52).

El interés de Weber por la democracia no responde a las preocupaciones comunes a varios autores de la teoría clásica en torno a la mejor forma de lograr la expresión de la "voluntad general" o de la "voluntad de las mayorías", sino a una obsesión específica por lo que considera un dominio burocrático incontrolado que puede convertirse en la "jaula de hierro" de las sociedades futuras. "Quien esté familiarizado con la obra de Weber sabe que el juego dialéctico de personalidades carismáticas en contra de poderes burocráticos niveladores es fundamental para su concepción del mundo" (Mommsem, p.67).

En opinión de Weber las funciones del burócrata y del político deben ser claramente distinguidas: "...no es propio del funcionario entrar combativamente es sus propias convicciones en la lucha política y, en este sentido 'hacer política', que siempre es lucha". Mientras el funcionario profesional "vive de la política", el verdadero líder político, el caudillo de "gran calibre" vive para la política (Weber, 1982, p. 106, 116-9).

En la visión de Weber, la burocracia tiene una tendencia que le es inherente, que le lleva a rebasar sus funciones administrativas y asumir tareas estrictamente políticas. La mejor forma de evitar la posibilidad de colocar a personas con una mentalidad burocrática en posiciones de caudillaje político es mediante una democratización que impida a la burocracia dominar los puestos de liderazgo para los que no está preparada (Beetham, 1987, p. 68).

En la medida en que los votos electorales son expresiones de confianza sobre la capacidad de los individuos, la lucha democrática hace posible la elección de los líderes más capaces y se convierte así en un antídoto efectivo contra el poder de la burocracia: "...los políticos han de proporcionar a la burocracia un contrapeso..." (Weber, 1982, p. 106).

A Weber le preocupa la creciente burocratización que ve aparejada a la disminución de la importancia de las funciones estrictamente parlamentarias como la vigilancia y control sobre el ejecutivo; la selección y entrenamiento de los representantes partidarios y futuros líderes y la posibilidad de la renovación de los mismos en el caso de haber perdido la confianza pública (Beetham, 1969; Weber, 1982, p. 108-9).

En este sentido, la "democratización" de acuerdo con Weber no significa un mayor poder de las masas -que incluso llega a considerar como una idea ilusoria de la nueva sociedad. La democracia es, en primer lugar, la posibilidad óptima para escoger a los mejores líderes mediante una competencia pública que les otorgue la legitimidad necesaria para poder imponer su propia dirección sobre la burocracia. En segundo lugar, el parlamento elegido democráticamente se convierte en un foro de debate público que revisa las políticas que se llevan a cabo y permite remover a los líderes si hay una severa pérdida de confianza.

Como ha señalado Mommsem, "la idea de que la democracia parlamentaria, bajo las condiciones de la sociedad de masas es el medio que permite la selección y formación de¡ conductor político, domina absolutamente las exposiciones de Weber y desplaza a todas las demás fundamentaciones" (Mommsem, p. 64). En Weber se encuentra "una concepción elitista de la esencia del líder político, que en todo caso no era armonizable sin más con la teoría democrática clásica según la cual el dirigente tenía que llevar a cabo su política de acuerdo con la voluntad del pueblo, aún cuando ésta naturalmente fuera formulada de manera general. Weber señala constantemente la exclusiva autorresponsabilidad del político, en cuya iniciativa reside una conducción que no tiene que ser compartida (Mommsem, p. 55-6).

Lo significativo de la teoría weberiana de la democracia es que muestra los mecanismos para la emergencia de los líderes en la competencia y la legitimación de los procesos electorales. La "democracia plebiscitaria" -el tipo más importante de la democracia del líder- es, de acuerdo con su sentido genuino, una especie de dominación carismática que se oculta bajo la forma de una legitimidad derivada de la voluntad de los dominados y que sólo persiste en virtud de ella. El líder (demagogo) domina efectivamente en virtud de la independencia y de la confianza de sus partidarios políticos con respecto a su persona en tanto tal (Mommsem, p. 71).

Como señala Beetham, esta concepción responde a una teoría de inspiración liberal que, fundamentándose en la creatividad histórica y en la fuerza del individuo, nos advierte del papel que las colectividades pueden tener en la frustración de la acción individual. Weber rompe con los presupuestos sociológicos de la ideología del viejo liberalismo, pero mantiene la adhesión al principio de que la política es un asunto de personalidades independientes. Con el énfasis en el papel del líder se destacan la importancia de la libertad y del campo de acción de la iniciativa individual (Beetham, p. 69; Mommsem, p. 52 y 82).

Basándose en estos planteamientos weberianos Beetham explica la existencia de dos áreas de nuestra organización social: la de la autoridad política y la del intercambio voluntario. Mientras que en esta última se producen las elecciones individuales, la primera se constituye a su vez en dos esferas: la democrática donde se dan las decisiones colectivas y la de la autoridad burocrática jerárquicamente organizada (Beetham, 1967, p. 99).


Inicio del artículoAnteriorRegresosiguiente