| EL ACUERDO DE PRINCIPIO DE SEPTIEMBRE DE 1993 ENTRE ISRAEL Y LA OLP: ESQ

©ITAM Derechos Reservados.
La reproducción total o parcial de este artículo se podrá hacer si el ITAM otorga la autorización previamente por escrito.

ESTUDIOS. filosofía-historia-letras
Invierno 1993-1994

EL ACUERDO DE PRINCIPIO DE SEPTIEMBRE DE 1993 ENTRE ISRAEL Y LA OLP: ESQUEMA CONTEXTUAL

Author: Kenza El mandjra[Nota 1]


A la memoria de Johan Jorgen Holt

El Acuerdo de Principio firmado por el Primer Ministro Israel, Isaac Rabin, y el Jefe de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP), Yasser Arafat, el día 13 de septiembre de 1993 en el jardín de la Casa Blanca en Washington se caracterizó por mucha pompa. El evento fue transmitido a todo el mundo con la certeza que brindaba una nueva era de paz y de entendimiento en el Medio Oriente.[Nota 1]En su discurso, durante la ceremonia, el Presidente William Clinton se refirió constantemente a la santidad de la región entre el río Jordan y el mar Mediterráneo donde se debe lograr la paz, hasta comparar a Rabin y Arafat con los hijos de Abraham, Isaac e Ishmael. En su intervención, el Ministro de Relaciones Exteriores de Israel, Shimon Peres, se refirió a la tierra sagrada y a la Ciudad de Jerusalén como símbolos de que "Abraham tenía fe en la libertad [Nota 2] En general (aparte de los de Yasser Arafat y Mahmoud Abbas, el encargado de asuntos políticos de la OLP), los discursos adoptaron un lenguaje casi religioso, como si al firmar el Acuerdo todos estuvieran respondiendo a la voluntad de Dios y no a la realidad política, militar y económica de esa turbulenta región del mundo.

Se ha dicho que este Acuerdo fue posible en gran parte a causa de los cambios políticos internacionales que resultaron del fin de la Guerra Fría. Pero las razones de dicho Acuerdo son más complejas y sería una simplificación subrayar una sola causa. Las variables causantes fueron múltiples, interrelacionadas y complejas: cambios sistémicos como el fin de la bipolaridad, la Guerra del Golfo y sus efectos; cambios internos como un nuevo gobierno laborista y la crisis económica en Israel, la Intifada y la pérdida de legitimidad internacional e interna por parte de la OLP. A éstas se podrían agregar el fracaso de las negociaciones en Washington entre Israel y la delegación palestina, y el papel de mediación de Noruega, entre otras. Como lo indicó la entonces vocera de la delegación palestina en las negociaciones de Washington, Hanan Ashrawi, "el Acuerdo ocurrió en una coyuntura especial. Una de estas coyunturas que sucede raramente y que se debe aprovechar ". [Nota 3]

Para dar una explicación completa se requiere de una información completa, lo que en este caso es muy difícil de lograr por la naturaleza de las negociaciones y por el hecho que el proceso de éstas no ha terminado. No obstante, para no caer en pura especulación, se ofrece una esquema contextual del proceso que llevó al Acuerdo. En la primera parte, se exponen los puntos básicos del Acuerdo de Principio de septiembre de 1993. En las dos siguientes partes, se analizan las causas e intereses que motivaron a Israel y a la OLP a negociar entre ellos y llegar a dicho acuerdo. Finalmente, a modo de conclusión, se abordarán los posibles límites del Acuerdo así como las dificultades de aplicación que se podrían presentar en el futuro.

1. El acuerdo de principio
2. Los intereses del estado del Israel
3. Los intereses de la OLP
4. Un camino difícil
Conclusión

Inicio del artículoRegresosiguiente