©ITAM Derechos Reservados.
La reproducción total o parcial de este artículo se podrá hacer si el ITAM otorga la autorización previamente por escrito.

ESTUDIOS. filosofía-historia-letras
Invierno 1993-1994

Cambio de estrategia de negociación de Israel: negociar directamente con los palestinos


Al principio del mes de septiembre de 1993, cuando se hicieron públicas las negociaciones directas entre altos funcionarios israelíes y palestinos de la OLP, el Primer Ministro israelí lsaac Rabin comentó: Estoy puesto a hacer dolorosos compromisos. La paz no se hace con amigos. La paz se logra con enemigos a uno de ellos -y no voy a mencionar nombresio aborrezco mucho." [Nota 13]

Más allá de la simple lógica del argumento que la paz se hace con enemigos", el hecho de que escogieran a la OLP y a Yasser Arafat como interlocutores es altamente ilustrativo. Por primera vez desde la creación de Israel en 1948, el gobierno israelí estaba decidido a llegar a un compromiso directamente con los palestinos. A fines de 1991 optó por abandonar su tradicional estrategia de no considerar a éstos y negociar sólo y bilateralmente con cada nación árabe para llegar a un entendimiento sobre la seguridad territorial de Israel. Esta táctica obedecía a que rompiendo el frente árabe, los israelíes incrementaban su poder de negociación obteniendo mayores concesiones sin tener que tomar en cuenta las aspiraciones independentistas palestinas. El ejemplo más claro es el Acuerdo de "Camp David de 1979, con Egipto, por el que Israel devolvió el Sinaí a Egipto, a cambio de un pacto mutuo de no agresión. El trato de la cuestión palestina se hizo sin la consulta de dicho pueblo y únicamente se limitó a un acuerdo sobre un período de transición de cinco años para una autonomía limitada de los territorios ocupados.

Después de la Conferencia de Madrid de octubre de 1991, empezaron en Washington negociaciones directas entro Israel y representantes palestinos. Entre diciembre de 1991 y agosto de 1993, hubo once rondas de negociación; pero cada una acabó con un fracaso casi total. Las razones fueron múltiples. Una de ellas fue que los únicos palestinos autorizados a participar en las negociaciones eran de los territorios ocupados, sin ninguna relacion (oficial) con la OLP. Debido a que los negociadores palestinos no contaban con la capacidad política para aplicar los acuerdos, los israelies empezaron a percibir estas negociaciones como inútiles. No obstante, es muy difícil reconocer si desde el principio Israel no practicaba el doble juego de una actitud conciliadora (negociaciones directas con los palestinos) y conflictiva (rechazo de compromisos). Lo importante es que por primera vez entre 1991 y 1993 los palestinos, a través de Ia delegación en las negociaciones de Washington, fueron reconocidos como interlocutores. La nueva estrategia de Israel fue seguir con sus negociaciones bilaterales pero ahora con los palestinos.

Por el fracaso de dichas negociaciones y el deseo de llegar a un compromiso que garantizara a Israel su seguridad nacional, el gobierno de lsaac Rabin entendió que necesitaba un acuerdo aplicable que respondiera a las prerrogativas económicas y estratégicas de Israel. La OLP se presentó entonces como el único interlocutor palestino con quien se podría llegar a un acuerdo de esa naturaleza.


Inicio del artículoAnteriorRegresosiguiente