©ITAM Derechos Reservados.
La reproducción total o parcial de este artículo se podrá hacer si el ITAM otorga la autorización previamente por escrito.

ESTUDIOS. filosofía-historia-letras
Primavera 1994

Trotsky y Serge


Un aspecto histórico que ayudó a cambiar ideológicamente a diversos miembros de Partisan Review fue la atracción de León Trotsky como principal disidente de la Unión Soviética. U figura de Trotsky deslumbró e indirectamente reunió como un grupo sólido a los llamados "intelectuales de Nueva York", importante generación de escritores judío-norteamericanos que fundó varias revistas intelectuales, entre ellas Partisan Review. Trotsky fue un elemento clave para que muchos de la inteligensia judío-norteamericana cambiaran sus actitudes políticas hacia el plano neoconservador.

En el caso de México, el arribo de León Trotsky en 1937 causó diversos debates entre la izquierda mexicana (como se sabe, la llamada Comisión Dewey, que exoneró a Trotsky de los cargos hechos por el gobierno de Stafin, tuvo su sede en Coyoacán). Además, su asesinato en 1940 y la posible complicidad en el crimen entre la Unión Soviética y el Partido Comunista Mexicano agudizó la crisis interna y fraccionamiento del PCM, iniciada en 1939. Debido a ello, el PCM recibió una fuerte crítica por parte del entonces Presidente, Lázaro Cárdenas (1934-1940). Todo esto, combinado con la corrupción interna del PCM, haría que el tono del gobierno entrante de Manuel Avila Camacho (1940-1946) fuera especialmente anticomunista.

Como enlos Estados Unidos, Trotsky también atrajo a algunos intelectuales mexicanos, como Diego Rivera y Frida Kahlo quienes le brindaron alojamiento en su casa. Sin embargo, como se sabe, la simpatía no se limitó al albergue sino que también se estableció cierto compromiso con la sociedad y el arte: Rivera firmó, junto con André Bretón y Trotsky, un manifiesto a favor del arte revolucionario que apareció en el número de otoño de 1938 de Partisan Review.

En el caso particular de Octavio Paz, éste ha declarado que también sintió admiración por el pensamiento de Trotsky. No obstante, Paz ha comentado que su cambio de ideas posterior se debió no tanto a Trotsky como a un Trotskysta, Víctor Serge, un intelectual que escapó de la Unión Soviética en 1935 con la ayuda de los escritores Ignazio Silone y André Gide. (PR, 1942, p. 174-6). Serge vivió en México en los años cuarenta en compañía de diversos exiliados políticos. El Hijo Pródigo (1943-1946), revista literaria de la que Paz formó parte en su fundación, publicó varias páginas de Víctor Serge. Existe también un paralelismo histórico entre las posturas de Partisan Review y el director de la revista Vuelta con respecto al pensador ruso. En aquella época Serge junto con otros escritores exiliados en México (Julian Gorkin Gustave Rengler, Grandioso Muñiz y Marceau PP vert) fueron acusados de fascistas por el partido Comunista Mexicano. El Hijo Pródigo defendió simbólicamente la imagen de Serge al publicar sus escritos, mientras que Partisan Review escribió una carta de protesta a Avila Camacho firmada por 200 prominentes intelectuales de todo el mundo -como Edmund Wilson, Thomas Mann, John Dos Passos - para que se concluyera el hostigamiento político.


Inicio del artículoAnteriorRegresosiguiente