©ITAM Derechos Reservados.
La reproducción total o parcial de este artículo se podrá hacer si el ITAM otorga la autorización previamente por escrito.

ESTUDIOS. filosofía-historia-letras
Primavera 1994

Partisan Review y Latinoamérica


Durante los sesenta la Revolución Cubana empezó a ser evaluada por Partisan Review de manera discreta y ambigua. Por un lado, se encuentran comentarios sobre Fidel Castro que destacan que ha sido el primer dictador en la historia de América Latina por el que el pueblo peleó a favor y no en su contra. (PR, 1983, p. 135). Pero también, por otro lado, una figura como la de Ernesto "Che" Guevara será criticada por tener una posición naive con respecto a su perspectiva revolucionaria: "Su ascetismo personal le da derecho a poner en duda a algunas críticas, pero son un asunto distinto sus justificaciones teórica" (PR, 1969, p. 12933). De igual manera, se subrayó en forma breve una posición política con respecto a los partidos de izquierda que sería desarrollada por Vuelta quince años después: "Los partidos comunistas ortodoxos en América Latina obviamente no son revolucionarios; su debilidad y reformismo es palpable" (Ibid, p. 131). A pesar de estos comentarios acerca de posturas revolucionarias, Partisan Review tuvo en general poco interés en la reflexión sobre la situación cubana, a diferencia de Europa del Este, objeto de varias de sus críticas. Una de las probables explicaciones puede ser la de que la revista prefirió mantenerse al margen de la política doméstica en Cuba debido a que se vivió un espejismo intelectual similar al de la década de los treinta.

Por el contrario, en términos literarios, Latinoamérica en los setenta fue para la revista judío-norteamericana una experiencia muy grata. Todas las reseñas sobre literatura de América Latina que aparecieron en Partísan Review comparten el comentario de Ronald Christ: "Cualquiera que sea el mérito u honores, Latinoamérica está produciendo la más viva literatura que hay en el mundo actual" (PR, 1974, p. 484-7). Se puede observar el notable incremento de comentarios, entrevistas y reseñas que Partisna Review dedicó en esta década a escritores de lengua española, entre los cuales se encontraban algunos de los futuros colaboradores de la revista Vuelta: José Donoso (1974, p. 484-7); Felisberto Hernández (1978, p. 38); Manuel Puig (1974, p. 484-7); Alberto Girri (1973, p. 419); Jorge Luis Borges (1970, p. 129); Guillermo CabreraInfante (1970, p. 129); José Lezama Lima (1975, p. 155); Mario Vargas Llosa (1979, p. 643); Pablo Neruda (1974, p, 289); Jorge Edwards (1978, p. 120); Gabriel García Márquez (1970, p. 574); Nicanor Parra (1974, p. 289); Severo Sarduy (1975, p. 459) y Octavio Paz, que empezó a ser reseñado en 1974 (p. 484).

Se puede concluir parcialmente que los editoriales de Patisan Review y Vuelta comparten una particular "Weltanschauung" acerca del mundo que les rodea: compromiso político e índependencia cultural. Siempre juntas y nunca disonantes, ambas ideas hanjugado un papel básico en el desarrollo del pensamiento crítico de América Latina y los Estados Unidos. Igualmente, tal vez, estas revistas reflejan una contradicción en la historia de la vida intelectual de Occidente en los primeros cincuenta años de este siglo, y quizás la muy particular manera de sentir de cada individuo que eligió la profesión de escribir intentar soslayar la política y a la vez vivir con ella.

Irving Howe en un famoso artículo ("This Age of Conformity"), que apareció hace casi cuatro décadas en Partisan Review, escribió acerca de la responsabilidad ética de las "mente? privilegiadas. De acuerdo a Howe, "la más gloriosa visión de la vida intelectual es todavía aquella que olvidadamente se le llama humanista: la idea de una mente comprometida, pero desapasionada, lista para permanecer solitaria, curiosa, aguda, escéptica. Esta bandera de la crítica independiente, rasgada y andrajosa, como debe de ser, es todavía la mejor que tenemos Partisan Review y Vuelta todavía la tienen.


Inicio del artículoAnteriorRegreso