ESTUDIOS. filosofía-historia-letras
Otoño 1994
* [Nota 2]

La Iglesia también justificó su desmedida sed de poder mediante la llamada Donación de Constantino, documento jurídico en donde supuestamente en los inicios de la Iglesia el emperador Constantino legó a Silvestre, Obispo de Roma, el dominio sobre los cuatro patriarcados imperiales y el Imperio de Occidente. La Iglesia lo usó durante la Edad Media, sobre todo en su esfuerzo por someter al poder temporal; finalmente, en el Renacimiento el humanista Lorenzo Valla demostró que la Donación era un documento falso, y cuestionó las pretensiones del papado al dominio temporal. Ver Skinner, Quentin, Los fundamentos del pensamiento político moderno. 1. el Renacimiento, México, F.C.E., 2 T, p. 228, T. 1.


Inicio del artículo