©ITAM Derechos Reservados.
La reproducción total o parcial de este artículo se podrá hacer si el ITAM otorga la autorización previamente por escrito.

ESTUDIOS. filosofía-historia-letras
Primavera 1996

A. Sobre los fundamentos de la "Sociología Comprensiva": El problema de la "causalidad" en la ciencias histórico-sociales y la síntesis weberiana de "comprender" (Verteben) y "explicar" (Erklären).


El problema fundamental de dar al estudio de lo social y de lo histórico un estatuto científico, en la teoría weberiana se centra en la posibilidad de lograr la síntesis entre "explicación legal o nomológica" (causa) que hasta entonces se creía asunto sólo de las ciencias sociales- y "teleología" (fin) -considerada como asunto exclusivo de la filosofía del espíritu o de la historia. En ese sentido, el intento de la hermenéutica weberiana o "método comprensivo", apuntala su intención de dar unicidad al estudio científico de lo social a partir de la construcción del concepto y enunciado causa de la "acción racional de acuerdo a fines" (Zweckrationales Handeln).

La racionalidad, entendida como estrategia metodológica o procedimiento heurístico -contrario a la afirmación sustancial de la identidad del desarrollo con el de la verdad racional- tendrá así como objeto el estudio de las acciones "reales" del sujeto, tratando de descubrir en ese actuar, la causa de su aparición o apuntalamiento hacia un fin. Fin o "adecuación de sentido" de la acción que otorga la explicación y el origen, es decir, la "causa" de su puesta en movimiento.

La "comprensión hermenéutica", que construye a partir de la racionalidad teleológica (fin) la "conexión de sentido" del "actuar racional" -en el enfoque de Weber---, hace uso para ello de "reglas empíricas del acontecer" como resultado del conocimiento interesado en la "explicación causal" por leyes. Sólo por esta conjunción de "explicación" (regularidad empírica) y "comprensión" (hermenéutica de la comprensión de sentido), el estudio del actuar social-histórico puede constituirse en una teoría científica válida. La ciencia histórico-social, hasta entonces desarrollada por Dilthey y el historicismo, debe incorporar al método de la "comprensión interpretativa" o "hermenéutica", según Weber, el "método explicativo" o por leyes regulares. Esta dirección conceptual es la que perfila el objetivo específico de la Sociología o "verstehende Soziologie" como ciencia capaz de construir y probar leyes empíricas del actuar racional, vuelto "comprensible" en su "sentido" real y empírico. El propósito de Weber al fundar una "sociología comprensiva" puede articularse en tres momentos fundamentales. [Nota 3]El primero, atravesado por su crítica a la Escuela Histórica (Dilthey, Rickert, Burkhardt) se concentra en "Sobre algunas Categorías de la Sociología Comprensiva" de 1913. El segundo, en la formulación de los "Fundamentos metodológicos" y "Los conceptos sociológicos fundamentales" de 1918. El tercero, en el capítulo primero de Economía y Sociedad; la obra de Max Weber, más libre de valores y en la que el método de las definiciones formales, clasificaciones y tipologías -coincidiendo con H. Marcuse- llega a lo "orgiástico". [Nota 4]

Al final de la exposición de estos puntos, el programa sociológico de Weber tiene la pretensión de haber resuelto las tensiones de su tradición gnoseológica, la división entre ciencia y filosofía, superando la doble causalidad kantiana (empírica y metafísica) y el esfuerzo fallido de su unidad teleológico idealista practicada por Hegel-; solucionar la oposición entre el cientificismo positivista y la hermenéutica del historicismo; y replantear la relación entre consciencia y ciencia. La conciencia puede ser ciencia explicativa y no sólo "fenomenología filosófica", descriptivo "vivencial" o existencial y la explicación del actuar humano puede realizarse sin ser sinónimo de conciencia comprometida o "crítica de la economía política". La sociología en serio -piensa Weber- tampoco es, en el mejor de los casos un ensayo literario, sino un intento metodológico de producción de interpretacionescon base en conceptos construidos según el esquema del "actuar racional de acuerdo a fines" o Tipos Ideales. La comprensión o explicación del actuar no implica el vivenciar (hermenéutico) sino comprender las razones o el sentido de la acción. De ninguna manera este método de la "sociología comprensiva", que implica la Deducción Trascendental de la realidad histórica y social, a través de la contrastación con el actuar racional de conceptos tipo, significa la adaptación de la vida a "lo racional" (vs. Hegel), sino la posibilidad de poder descubrir en su análisis la "conexión de sentido" del actuar real con el "fin" (o representación de un resultado que pasa a ser la causa de una acción).

El intérprete o sociólogo, dice Weber, debe comprender y explicar el curso de una acción histórica observando el comportamiento racional de acuerdo con la obtención del fin a través de un cálculo retrospectivo de posibilidades ("¿qué habría pasado si..?"). No tiene por qué deducir el sentido de la acción de acuerdo con los estados psíquicos del actor, sino con las reglas "correctas" del actuar empírico; no podrá idear la acción sino con referencia a reglas de experiencia que le son conocidas a él mismo y máximas de comportamiento en virtud de una eficacia comprobada. En este sentido la Comprensión (Verstehen) weberiana no es una cualidad esencializada y manifiesta del actuar humano, sino el producto de una estrategia metodológica "racionalista" del sociólogo para el análisis de la acción histórica o social. El "actuar racional" no es un Dato, sino una construcción metodológica o Tipo Ideal.

Ahora bien, la formación del Tipo Ideal no es la finalidad del método histórico o sociológico, sino un medio heurístico comprensivo en la conceptualización y explicación causal de las acciones particulares que dieron pie a la constitución de un "hecho histórico" como objeto de conocimiento de la sociología. El concepto de "acción racional de acuerdo a fines" en este sentido, no debe confundirse con la "racionalidad instrumental" analizada por Horkheimer como el generalizado sentido de la historia. [Nota 5]

A través de esta hermenéutica teleológica, Weber intenta precisar que la Sociología es la única ciencia que puede dar cuenta M actuar humano entero, tanto de sus actos observables como de sus motivos interiores. No se puede probar la comprensión de sentido de un actuar sino en referencia a la adecuación de sentido universal y abstracto del actuar racional, a partir de los enunciados causales universales que el Tipo Ideal incluye. La "comprensión explicativa" o comprensión del actuar de acuerdo con un motivo, lleva a descubrir que el actuar del actor no es parte de la dimensión del azar sino una acción particular adecuada a un fin. De su "evidencia racional", sin embargo, no puede derivarse, ni mucho menos, ninguna validez causal. De manera que, en su proceso de análisis social, metodológicamente, la Sociología debe elaborar una hipótesis comprensiva, susceptible de validación empírica.


Inicio del artículoAnteriorRegresosiguiente